“Esta sala va a resolver en Derecho y somos inmunes a presiones que puedan existir de uno y otro lado”

  • Presidente de la Sala Penal de Apelaciones, Dr. Carlos Del Piélago Cárdenas.
  • “Nuestra obligación es establecer la verdad, pero los que van a debatir son el Ministerio Público y los abogados”.
  • “Vamos a procurar que sea televisado para de esa manera la población sepa qué acontece”.

 

La expectativa de un gran sector de la comunidad está centrada en lo que sucederá en la audiencia de una de las etapas del alcantarillado y que tiene como figura central en este proceso al expresidente regional de Loreto Yvan Vásquez Valera. Un caso complicado que tiene en funciones resolver la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Loreto.

“Esta sala va resolver en Derecho y somos inmunes a las presiones que puedan existir de uno y otro lado, de hecho no hemos permitido que nadie venga a perturbar el trabajo de la sala durante este tiempo, porque entendemos que hay que resolver las cosas con calma, no a escondidas, sino con calma, y es momento de anunciar y que la gente espere que se va cumplir con nuestra obligación”, expresó el presidente de la indicada Sala Dr. Carlos Del Piélago Cárdenas.

 

(LR) ¿Dr. Del Piélago, sobre este tema se vienen dando comentarios diversos, para todos los gustos?

(CDPC). “Nosotros los jueces somos neutrales, observamos, haremos las preguntas pertinentes para aclarar las cosas porque nuestra obligación es establecer la verdad, pero los que van a debatir, son el Ministerio Público y los abogados”.

 

¿Hay pobladores que también quisieran presenciar la audiencia?

“Por eso es necesario que haya también una transmisión que evidencie efectivamente cómo se desarrollan las cosas. Aquí no es cuestión de ir a hacer barrita, aplaudo a uno, abucheo al otro. Acá es cuestión de hacer análisis de lo que va a ser el proceso, de cómo defienden cada una de las partes sus argumentos y cada uno saque sus conclusiones”.

 

¿Dr. qué posibilidades de la transmisión?

“Vamos a hacer lo posible para la transmisión. Estoy coordinando. Primero yo pensaba hacerlo con la cámara de la Corte, pero es chiquita marca Sony que es una cámara hogareña que no es la más adecuada. Estamos viendo con una empresa televisiva para que nos pueda apoyar en la transmisión”.

 

¿Ya hubo otras experiencias en transmisiones?

“Cuando hacemos en la Corte no hay problema porque hay enchufes, cables, todo; mientras que en el Penal para empezar necesitamos la autorización del director, segundo no es un ambiente muy grande y que no va a permitir demasiadas personas, básicamente van a ser abogados, fiscal, asistentes y Procuraduría, pero el otro tema es las instalaciones eléctricas, no sé cómo estarán.

 

En ese sentido, la audiencia, por ejemplo, de este día viernes, que es una audiencia pública, pero es en el penal, entonces yo tengo que resolver una controversia, el penal es un sitio de seguridad, porque los que están adentro no son precisamente los más sanos del mundo, entonces ellos también reclaman que no se vulneren los niveles de seguridad porque ellos tienen a una población cautiva, muchos de los cuales sí son responsables de los actos que han cometido.

 

Entonces, vamos a procurar de hacer que sea televisado para de esa manera la población sepa qué acontece, que no se la cuenten, que la vea, que es lo correcto en ese sentido”.

 

¿Va a significar un esfuerzo entonces?

“Se hace esto para que vean que hay transparencia. Si antes no hablamos de esto es porque no era necesario, porque nosotros no somos los protagonistas del tema, como señalo nuevamente, los protagonistas van a ser el Ministerio Público con los abogados de la defensa, serán sus argumentos, sus pruebas, lo que determine quién tiene la razón y quién no. Nosotros en ese sentido vamos a desarrollar una labor esencialmente neutral, buscando que exista objetividad en el debate, que sea de calidad, que se aporten las cosas, lo que a nosotros nos interesa es que la verdad salga a luz y en función a ella vamos a resolver”.

 

¿Hay quienes quieren poner en duda la imparcialidad?

“Nosotros vamos a actuar con absoluta imparcialidad e independencia. En eso no debe haber duda. Nosotros no obedecemos dictados, ni mandatos, de gente ajena, ni de adentro ni de fuera del Poder Judicial. Nuestra responsabilidad es impartir justicia, lo que quiere decir es que tenemos que aplicar el Derecho.

 

El Ministerio Público defiende a la sociedad. Los procuradores defienden al Estado en sus intereses, pero quien imparte justicia, quien tiene que decir que si efectivamente la imputación que hace el Ministerio Público es correcta o no, si la persona es responsable o no, es el Poder Judicial, y lo tiene que hacer con absoluta independencia sin recibir presiones ni de dentro del sistema, ni de fuera del sistema”.

 

¿El proceso del viernes tiene una connotación política fuerte?

“Cierto es que el asunto que tiene a su cargo la Sala Penal de Apelaciones es un asunto que tiene tintes políticos, pero nosotros no resolvemos en función a aspectos políticos, resolvemos en atención a aspectos jurídicos, y tiene que ser precisamente la base de confianza que tiene que tener la ciudadanía, porque si no, tendríamos que las sentencias que expide la sala estaría en función a quien grita más, a quien presiona más, a quien insulta más, porque como usted y yo sabemos hay mucha gente que cree que con ofender, con levantar la voz, o hacer afirmaciones que no tienen sustento se va a obtener un resultado determinado. El único resultado que va haber es un resultado imparcial”.

 

¿El proceso que se viene no es un proceso simple, no?

“Tiene su complejidad y tenemos entendido que hay seis hechos que son materia de juicio, quiere decir que hay que aclarar cada uno de ellos y establecer si la sentencia que ha sido apelada tanto por el Ministerio Público, como por los procesados que fueron condenados, está correcto. Si está correcta se confirma. Si no está correcta existe una casación que nos obliga a evitar declarar nulidades y tratar de subsanar, y si no se puede subsanar se verá qué es lo que se tendría qué hacer, pero lo que sí es cierto es que nosotros no estamos interesados ni a favor, ni en contra de ninguna de las personas que están procesadas, ni tampoco obviamente a favor o en contra de las condiciones que pueda tener el Ministerio Público.

 

Con el Ministerio Público nosotros trabajamos en el sistema de justicia, y la ciudadanía depende de un buen sistema de justicia, y para que ese sistema funcione tiene que haber una vinculación estrecha, trabajo decidido y lealtad.

 

Esta sala va a resolver en Derecho y la garantía de ello es precisamente el trabajo que venimos realizando durante muchos años, aunque hay gente que quiere negar la validez del mismo, porque están obnubiladas, porque la pasión los vence o porque habrá alguna razón, quizás económica detrás de algunas opiniones no?, pero lo que sí podemos decir es que nosotros somos independientes e imparciales.

 

Ya hemos resuelto otros casos, también referente a los señores que están en la política local y se van acreditando que nuestras acciones son correctas. Entonces la pregunta es ¿puede la comunidad tener la seguridad de vamos a resolver en Derecho?, sí. ¿Puede la comunidad tener la seguridad de que los comentarios de diferentes tonos, adjetivos, sabores, colores no nos van a perturbar?, sí, tengan la seguridad que no nos van a perturbar. Vamos a seguir trabajando como corresponde y de esa manera impartir justicia porque así es nuestro deber”. (Diana LM.)

 

 

 

 

 

 

“No porque han aceptado el pacto colectivo vamos a parar la lucha”

  • “Acá nada es negociable, exigimos la salida del presidente del Directorio”, indican trabajadores de Sedaloreto

 

“No crean que porque ya firmamos el acta aceptando 49 puntos del Pacto Colectivo del Año 2016, vamos a quedarnos callados y no seguiremos con nuestra protesta de que el presidente del Directorio y el gerente general sean cambiados. Nosotros continuaremos con nuestra lucha porque acá hay claros indicios de corrupción”, se expresó el personal de Sedaloreto ayer lunes.

Es que ellos lo tienen claro: no tiene nada que ver una cosa con la otra, pues el aceptar el pacto colectivo fue prácticamente una obligación debido a que Sunafil les iba a aplicar una multa por incumplimiento a dicho acuerdo que tiene rango de ley.

“Hay que tener en cuenta que se trata del Pacto Colectivo del 2016 que ellos no han pagado y por eso Sunafil le ha notificado a la empresa de que lo va a multar, o sea, ahí habrá de todas maneras un daño económico generado a la empresa. Ellos se han visto obligados a llamar al sindicato para firmar.

Lo que es peor, el señor Carlos Zegarra (presidente del Directorio) dispuso la judicialización de un Pacto Colectivo del 2015, o sea, no nos pagan derechos colectivos por esa razón.

La lucha continúa, los sindicatos tenemos un acuerdo de asamblea, acá nada es negociable. Sigue contundente que deben irse tanto el presidente del Directorio Carlos Zegarra, como el gerente general Jorge Luis Santana, ese es el planteamiento central. Este lunes hemos tenido vigilia en lugares estratégicos.

Vamos a estar atentos a la convocatoria que tiene que hacer Carlos Zegarra en cuanto a la Junta de Accionistas, tiene plazo hasta diez días hábiles que vence el sábado 22 de abril, esperemos que lo haga antes aunque no le conviene. Los alcaldes ya deberían actuar de oficio y denunciar ante la Fiscalía”, indicaron los trabajadores de Sedaloreto.

Por otro lado, el señor Gerardo Mondragón, en la actualidad trabajador despedido, denunció un nuevo presunto acto de corrupción, en cuanto a la Gerencia General.

“El anterior gerente era Jhony Escudero,  en noviembre Carlos Zegarra le retira la confianza de un momento a otro y lo saca. Después viene de gerente general Edinson Ocampo, que era gerente de administración, casi por dos o tres meses, y luego recién ingresa Jorge Santana.

Al parecer, ellos han sorprendido a la Sunarp al decir que de Jhony Escudero pasaron directo a elegir a Jorge Santana. Esto es un delito contra la Fe Pública y Falsedad Genérica. Los documentos que tenemos a la mano demuestran que después de Escudero fue gerente general Edinson Ocampo.

Con esto se demostraría que el señor Zegarra ha mentido, firma una declaración jurada en la que dice que todo documento presentado es conforme a lo ocurrido y eso es falso porque tenemos documentos que demuestran esa irregularidad”, expresó Mondragón. (Gonzalo López)

Sociedad de Beneficencia Pública de Iquitos entregó “Sello Social” a la UCP

Ayer en las instalaciones de la Universidad Científica del Perú, se realizó una inopinada ceremonia presidida por el presidente del Directorio de la Sociedad de Beneficencia Pública de Iquitos, Pdsta. Enrique Rodríguez Mendoza, esta actividad que contó con la presencia de decanos y directores universitarios de la UCP fue celebrada para reconocer el trabajo y aporte del rector de esta joven universidad amazónica en favor de los menos favorecidos de esta ciudad.

En palabras de Rodríguez Mendoza, el “Sello Social”, que es el más alto reconocimiento que entrega la Beneficencia Pública a Juan Remigio Saldaña Rojas, tiene el objetivo de resaltar aportes y participaciones en actividades muchas veces anónimas de los benefactores de esta institución, las que ayudan a mejorar el trabajo social que realizamos.

Junto al “Sello Social”, Juan Saldaña Rojas recibió la resolución aprobada en el Directorio de la Beneficencia Pública de Iquitos. “Este nuevo reconocimiento tiene que fortalecer el trabajo social de nuestra universidad, apuntando siempre a ser el espejo de una sociedad amazónica que cada día lucha por ser más justa y organizada dentro del ámbito público y privado. Fueron las palabras de agradecimiento del rector.

 

 

 

Incendio consume una casa y deja dos viviendas afectadas en prolongación Iquitos

  • Al parecer, se habría iniciado de una cocina a leña

Trataron de apagar las llamas de fuego, pero ya era tarde. Una pareja de ancianos perdieron todo lo que tenían y se quedaron solo con ropa encima. Un voraz incendio acabó con la vivienda de estas dos personas, mientras que el fuego afectó a dos casas más en el sector del pasaje 15 de Junio en inmediaciones de prolongación Iquitos cuadra 3 del AH “Nuevo Versalles”

Según fuentes policiales, señalaron que el incendio se habría producido  ayer cerca a las 4 de la tarde, debido a una cocina a leña que no fue apagada en su momento por la dueña del inmueble. La mujer dejó la ‘tushpa’ encendida y se fue al baño, cuando regresó se dio con la ingrata sorpresa que el fuego había alcanzado a varias botellas de plástico que tenía cerca de la cocina, lo cual provocó el incendio que se propagó por las paredes de la casa.

Sin embargo, hay otra hipótesis que este siniestro, ocurrido en la casa de la familia Torrejón,  habría sido provocado por una persona que se habría encontrado bajo los efectos de la droga.

Cerca de las 4 de la tarde se suscitó un incendio en el domicilio de la familia Torrejón que terminó afectando a otras 2 viviendas. Familiares dicen que el incendio fue provocado por uno de los integrantes que se dedica al consumo de alcohol y droga.

“La verdad que si no hubieran sido los vecinos y los bomberos, toda la manzana hubiera ardido, aquí el único responsable es el nieto de la señora, quien tras cometer este acto vandálico se tiró a la fuga riéndose y diciendo que se quemen esos viejos; él habría provocado el incendio, esa persona para consumiendo alcohol y drogas y parece que su abuela quiere tapar al nieto, eso no lo vamos a permitir, pues hay varios testigos que vieron la actitud burlona del joven”, contó una vecina de la zona.

Finalmente, llegó personal de los bomberos para controlar el siniestro en su totalidad y agentes de la PNP para dar las garantías del caso a las familias damnificadas.

 (C. Ampuero)

Gobierno Regional de Loreto continúa con apoyo humanitario para damnificados por creciente del río Ucayali, esta vez en el distrito de Sarayacu.

Contamana.- La solidaridad del Gobierno Regional de Loreto, continúa presente en la Provincia de Ucayali, haciendo entrega en esta oportunidad de artículos de primera necesidad a los damnificados por las crecientes del río Ucayali del Distrito de Sarayacu.

El pasado martes 11 de abril en horas de la mañana, por disposición del gobernador regional, Lic. Fernando Meléndez Celiz, el gerente subregional de Ucayali, contador público Ronald Panduro Curitima, inició el viaje a los pueblos del distrito de Sarayacu, llevando consigo los donativos consistentes en tanques con filtro para purificar agua, alimentos no perecibles, ropa en buen estado para niños, jóvenes y adultos, mosquiteros, sábanas, entre otros donativos que fueron recepcionados por los damnificados con sonrisas en los labios, haciendo llegar su agradecimiento a la máxima autoridad regional; también formaron parte de esta comitiva que trabajó arduamente durante el feriado largo de semana santa, trabajadores de esta subregión, como parte de la campaña de solidaridad para nuestros hermanos agricultores de esta provincia, denominada “ GORE LORETO UNIDO Y SOLIDARIO”.

Cabe mencionar que este es el segundo bloque de donativos por parte del Gobierno Regional de Loreto, ya que en días anteriores se hizo llegar varias toneladas de ayuda humanitaria al distrito de Padre Márquez, a quienes más lo necesitan.

En ese sentido, la autoridad subregional hace llegar su máximo agradecimiento al gobernante regional y servidores de esta Gerencia por demostrar su unión y solidaridad en estos difíciles momentos en los cuales nuestros hermanos nos necesitan, indicando también que se continuará atentos y vigilantes a lo que suceda en nuestra provincia para brindar el apoyo a las familias ucayalinas que se vean afectadas por la naturaleza.

Los pueblos atendidos en esta oportunidad fueron, Boca de Catalina, San Lorenzo, Monte Bello, Pucapanga, Santoa, Samán, Puerto Enrique, San Raúl, San Rafael, Delicia, La Pedrera, entre otros.

 

“Saludamos el aumento de sueldo a los docentes, pero no estamos conformes”

  • “No se está respetando lo que nosotros merecemos”, indica secretario general del SUDUNAP

 

Este mes hubo una buena noticia para los profesores universitarios, el Estado les subió el sueldo. Según la publicación del Decreto Supremo N° 103-2017-EF, en su artículo 1 de la Aprobación del monto del incremento de la remuneración de los Docentes Ordinarios de la Universidad Pública, le corresponde 300 soles para el docente ordinario de la categoría principal a dedicación exclusiva o a tiempo completo; y 950 soles para los docentes ordinarios de las categorías auxiliar y asociado a dedicación exclusiva o a tiempo completo.

Aunque no era lo esperado, el secretario general del Sindicato Único de Docentes de la UNAP, Sudunap, saluda este aumento en sus remuneraciones, pero advierte que no están conformes y que la lucha continúa porque consideran de deben ganar mucho más.

“Nosotros como dirigentes lo recibimos en forma tranquila, saludamos esta muestra del gobierno, pero discrepamos totalmente la modalidad y el aumento que se nos ha dado por una simple razón, no establece dentro del decreto supremo los nuevos incrementos que nosotros siempre hemos solicitado como homologación. No se está respetando lo que nosotros merecemos.

Si bien es cierto se acortó la brecha entre el asociado y el auxiliar con el principal, hay todavía una buena diferencia. Lo que queremos también es que el docente principal tenga una homologación digna y respetable.

En ese contexto, le digo al a comunidad universitaria estar al tanto de las acciones que se harán en las próximas semanas a través de la FENDUP (Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú) dirigida por el arquitecto Jaime Juárez. En ella se van a definir las nuevas líneas para de una vez actuar. Recordemos que tenemos que estar incluidos en el presupuesto para el 2018.

Recordemos que los docentes se homologan con el sueldo de los jueces que ganan entre 23 mil y 14 mil soles. Con este aumento máximo llega a 7 mil soles”, indicó el señor Gabriel Gilabert, secretario general del SUDUNAP.

Asimismo, según la Resolución Ministerial 207-2017-MINEDU, se acordó el monto que debe ganar un docente contratado, según nivel establecido: con grado de Maestro debe ganar 62.85 soles por hora, y con grado de Doctor 148.90 soles.

“Anteriormente era solo de 1,004 soles así el docente tenga maestría o doctorado. Ahora, esta resolución solo cubre la expectativa de algunas universidades como La Molina, San Marcos y la UNI, donde requieren urgente nombrar docentes investigadores.

La UNAP tiene ahorita entre 7 a 10 docentes investigadores que este año el rector Valderrama tiene ya que comenzar a aplicar, y que vendrían con esos nuevos sueldos”, expresó el dirigente universitario. (Gonzalo López)

Incendio en garaje deja dos personas heridas

  • Cocina a gas habría provocado el siniestro

Otro incendio se registró ayer cerca de las dos de la tarde en la calle Atlántida cuadra 7, en el distrito de Iquitos. El hecho ocurrió en un garaje luego que las personas que viven en este local dejaran encendida una cocina a gas.

En el interior se encontraba una menor de 10 años de edad, quien se encontraba  descansando sobre una cama y no pudo salir del lugar debido a que las llamas de fuego ya habían alcanzado el colchón de paja donde se encontraba la menor.

Según los testigos, fueron el abuelo y el padre de la niña, que sin pensarlo dos veces se metieron en medio del fugo y rescataron a la menor, quien habría presentado quemaduras de tercer grado, mientras que su abuelo y su papá  solo tuvieron quemaduras leves.

La menor fue llevada de emergencia al hospital regional de Loreto, donde fue atendida por los médicos de turno.

“Todo ha sido rápido, el fuego consumió en segundos casi todas las camas que habían en el lugar, no sabíamos que había una criatura adentro, fue su papá quien la salvó junto a su abuelito, el papá esta con la cara quemada. Felizmente no explotó el balón de gas que estaba cerca de la cocina”, contó uno de los vecinos.

Al lugar llegó personal de la compañía de bomberos para controlar en su totalidad el fuego.

(C. Ampuero)

Tras intensa búsqueda río entrega restos de menor ahogado

  • Madre puso toda su confianza en Dios

Nunca perdió la confianza en Dios. Delia Salvith Luna Macuyama, madre del menor de 14 años con habilidades diferentes, quien se encontraba  en calidad de desaparecido en aguas del río Nanay, por fin apareció la tarde del domingo último, ahora sí podrá darle cristiana sepultura.

Fueron los mismos vecinos del pasaje “San Pedro y San Pablo”, quienes provistos de redes para pescar y botes de madera, emprendieron la búsqueda con el apoyo de los guardacostas de la Marina a quienes habían solicitado su ayuda.

Los restos del adolescente salieron a flote ayer cerca de las tres de la tarde y fueron los familiares, vecinos y guardacostas quienes visualizaron al adolescente en el mismo lugar donde se había caído al río.

Al lugar llegó personal policial y los representantes del Ministerio Público para el levantamiento del cadáver y su traslado a la morgue central. Según las primeras investigaciones, el menor de 14 años habría perdido  la vida tras presentar una descarga eléctrica al momento de caerse al río, ya que debajo del agua hay postes de luz con energía eléctrica.

“Mi hijo sabía nadar y era ilógico que no se ahogue, cuando se volteó su canoa, ya no salió más: Él era un niño especial y lo único que quería era que el río me lo devuelva para poder enterrarlo, Dios escuchó mis súplicas”, dijo Salvith Luna, madre del menor.

Russel Norberto cayó a las aguas del río Nanaya luego que el bote de madera en donde se trasladaba se volteó tras chocar contra una quiruma. Tuvo que pasar más de un día para que los restos del menor salgan a flote y sea rescatado por sus familiares.

(C. Ampuero)

El turismo vivencial comunitario es el nuevo norte de nuestras comunidades

Escribe: Ricardo Rey Rivera Vásquez
Despierto con la convicción que durante los próximos días no gozaré de mi cama, almohada, del agua potable y energía eléctrica; debo reconocer que de primer momento no es algo que me cause alegría; sin embargo, también guardo la tranquilidad de ese sentimiento de retorno a las comodidades que ofrecen las comunidades de nuestros ríos amazónicos, la tranquilidad que al principio inquieta, pero luego cautiva nuestra agitada mente. Tengo la mochila lista y dentro mío, una gran curiosidad por conocer por fin el proyecto que guarda la esperanza del pueblo Maijuna para conseguir aquello que todos llaman “desarrollo” y que tantas personas, desde muchas partes del mundo, se han interesado en hacerlo realidad.
Camino al puerto, y como usualmente hago antes de alguna salida al campo, aprecio lo cotidiano de nuestra ciudad con sus vehículos, personajes, formas y ruidos que han ido adhiriéndose al estilo de vida de sus habitantes en un proceso nada ordenado, más bien caótico, que la han llevado a convertirse en lo que ahora es: un ruidoso festín de pasiones.
Al llegar al puerto, el desorden y el caos no son ajenos, sino más bien se agudizan. Una policía de tránsito cuyo rostro refleja más que frustración, me hace una señal con la mirada para apurar el paso y ser cuidadoso con mis cosas personales mientras bajo al puerto, ya que la necesidad es grande y los amigos de lo ajeno están siempre al asecho de ingenuos visitantes. Mientras desciendo, un grupo de bombo baile coquetea, comensales que disfrutan de ricos chilcanos levanta muertos, el golpe contagioso del bombo eriza mi piel y pienso que es el abrazo de la selva que me está dando la bienvenida.
Son cuarenta minutos de Iquitos a Mazán y a las cinco de la mañana el viaje resulta corto, pues el sueño aún campea. Llegamos e inmediatamente escucho mi nombre en el tumulto de personas que se acercan al deslizador, es un colaborador nuestro al que conocemos como “Lachman” y nos espera sonriente para trasladar nuestras cosas y hacer un transbordo al río Napo que está a veinte minutos, luego tomaremos un bote artesanal o “peque peque” que ahorran mucho en combustible y al tener poca profundidad se pueden recorrer fácilmente las quebradas, caños y “sacaritas” que aparecen en época de creciente que permiten disfrutar de interminables túneles entre los árboles y, de vez en cuando, de preciosas flores que suelen anidar en algunas frondosas copas. Son tres horas de este maravilloso espectáculo para llegar finalmente hasta la quebrada Sucusari y la comunidad nativa del mismo nombre.
Nos reciben nuevamente muchas sonrisas en el atracadero de la comunidad; mientras desembarco se me ocurre que en la ciudad hemos perdido la costumbre de dar este tipo de sonrisas a extraños y amigos, preservar el personaje que nuestras experiencias y el ego nos han llevado a crear, nos limita. Duglas, jefe de la comunidad, está más que alegre, pues su mujer lleva una tinaja de masato de yuca que empieza a fermentar para celebrar con los visitantes. Acepto la degustación, me presento ante la comunidad y agradezco el recibimiento; inmediatamente les pido ver el proyecto, mi ímpetu es grande y mi estadía apresurada. Una vez instaladas nuestras carpas en el local comunal, regresa Duglas y nos invita a acompañarlo para finalmente ver el proyecto.
Los Maijunas son una nación nómade, desde el siglo quince que abandonaron lo que ahora es el Ecuador, bajaron por el Napo y se instalaron sin sospechar que al poco tiempo sufrirían las consecuencias de contactarse con colonos, primero españoles y después peruanos, quienes no solo representaron nuevas enfermedades y plagas que su medicina ancestral no podría curar, sino también masacres, tratos inhumanos e incluso ser comercializados como fuerza de carga para construcciones que jamás disfrutaron, para guerras que nunca comprendieron y para religiones que nunca aceptaron. Luego de ser diezmados, se les reconoció injustamente solo la décima parte de su territorio, lo que puso nuevamente en serio riesgo su subsistencia. Sin embargo, gracias a múltiples esfuerzos de distintos nuevos actores, lograron hace poco tiempo la reivindicación de sus derechos territoriales con la creación del Área de Conservación Regional Maijuna-Kichwa, en el que con legítimo derecho ahora pueden proteger el bosque que les provee de recursos diariamente; además, alternativas de desarrollo que ayuden a mejorar su calidad de vida. El proyecto en el que ahora han depositado sus esfuerzos y esperanzas y del que vine a aprender, es un Centro de Interpretación, donde el visitante puede recorrer todo el proceso histórico, social y hasta político en el que han estado envueltos, sus instrumentos de caza, sus comidas, vestimentas, toda la riqueza de su cultura que ahora también es un preciado recurso que desean explotar. Una “píldora” para conocer a los Maijunas.
El Centro de Interpretación no tiene nada que envidiar a una galería o museo citadino, tiene inclusive materiales audiovisuales y plataformas interactivas que permiten aprender frases en maijuna de una manera rápida y divertida. La comunidad entera se ha organizado para ofrecer demostraciones de sus actividades cotidianas que aprendieron de sus ascendientes como por ejemplo la preparación de sus platos más tradicionales. Esta forma de organizarse con otras personas en una comunidad, algo que en las ciudades se ha olvidado o menospreciado, tiene importantes dimensiones sociales y económicas, y en Sucusari es admirable. El trabajo en equipo ha permitido que gestionen sus residuos sólidos, que tengan bien cultivada la comunidad, los caños limpios, el atracadero de madera y construcción firme, el local comunal limpio e incluso un sistema de cisterna que recoge el agua de las lluvias y la construcción de los casi cuatrocientos metros cuadrados del Centro de Interpretación. Sobre todo, esta organización ha sido clave para poder rescatar conocimientos, el que ahora es el contenido del centro, es ahora su insumo y recurso más importante. Esto llena de orgullo a Duglas y a su pequeño hijo, a quien logro ver que mira sonriente a su papá mientras conversa conmigo.
La comunidad está dichosa porque en algunas oficinas de gobierno y actores involucrados los han empezado a llamar “empresarios” y les sienta bien, pues han conseguido importantes acuerdos comerciales con grandes operadores turísticos e incluso los ha visitado el director de la Oficina Desconcentrada de Cultura de Loreto con el propósito de declarar como patrimonio inmaterial a la cultura Maijuna. Son muchas las personas e instituciones que han volcado su atención a esta experiencia de cultura viva comunitaria para comentarla, analizarla, criticarla y/o replicarla en otras comunidades, donde la lección de no depender del gobierno o de proyectos pasajeros que ni siquiera cubren sus expectativas, ha sido aprendida. No quieren saber más de subsidios, prefieren ser responsables de su éxito o de sus fracasos.
Me quedo solamente dos días y es suficiente para convencerme de que los Maijuna están completamente decididos a asumir la responsabilidad de administrar y gerenciar el Centro de Interpretación, tienen muchas ansias de seguir viendo cómo crecen sus resultados, pero también la paciencia de una nación que por más de quinientos años han logrado superar todo tipo de obstáculos. Los dejo llenos de alegría y en un derroche de creatividad mientras preparan la gran inauguración del centro, al que prometen invitar a autoridades y empresarios turísticos para “conversar mirándonos a los ojos” me dice Duglas, algo que en la ciudad ni en sus oficina es fácil de conseguir; “la fiesta será nuestra oportunidad de mejorar nuestra presentación ante el mundo”.
Retorno a la ciudad y antes de ir a mi departamento voy a un céntrico supermercado donde me encuentro con dos personas con mucha más edad y experiencia de trabajo con comunidades que sanamente envidio desde que los escucho presentarse como “entendidos” del tema; les comento donde estuve y que fui a conocer, inmediatamente lanzan una paupérrima posición común: “Es que ahora el indígena ya no quiere ser indígena, quieren celulares y solo buscan dinero”. Mi reacción y gesto facial es de desagrado y no lo oculto, más bien se los hago saber respetuosamente deseándoles buenos días. Apresuro mi compra y lamento profundamente no comprenderlos.
Es que no logro comprender una posición tan egoísta y hasta discriminadora como ésa, que siempre se esconde en muchísimas personas bajo una gruesa capa de ignorancia. Asumir que solo los hermanos indígenas tienen una cultura y que como una especie de “hermanos mayores” tenemos la responsabilidad de encapsularlos para protegerlos, tomando decisiones que no nos incumben y criticando las que no fueron consultadas.
Nuestros indígenas quieren mejorar su calidad de vida, la tecnología y la globalización no les ha sido ajenos; y es que la cultura no es estática, es dinámica. Y es que la falta de agua, desagüe, alimentos y hasta vestimenta no forma parte de ninguna cultura. Es que la cultura no es solamente motivo de rituales y museos, es también un preciado bien que puede ser explotado, sobre todo cuando la economía basada en recursos ha venido decayendo con la promesa de no regresar jamás; y eso lo saben los Maijuna, lo sabe la comunidad Santa María de Fátima en el Amazonas y lo saben los monjes budistas que en la India realizan meditaciones al aire libre como atracción turística para que puedan solventar las necesidades de sus aldeas. El turismo vivencial comunitario es el nuevo norte de nuestras comunidades y todos podemos colaborar.

¿Qué pasó?

Es necesario que luego de una Semana Santa de reflexión sobre la vida, pasión y muerte de Jesús, miremos nuestro alrededor y constatemos que nuestra indiferencia tiene a la larga el mismo efecto que cualquier arma mortal del mundo, que termina acabando con la gente sea por hambre, por mala salud, a consecuencia de una pésima alimentación y otras razones que se pueden evitar.

Qué pasa en nuestro mundo que se inicia en la ciudad de Iquitos o en la ciudad, pueblo o comunidad donde viven queridos lectores. Miremos a nuestro alrededor y veremos que hay mucho por hacer desde un simple gesto solidario. Esta palabra que en varias naciones que tienen guerras internas horrorosas como en Siria, ya casi ha desaparecido, y la gente se muere por armas o lentamente por la indiferencia.

Pero ¿qué es lo que pasó realmente? Es lo que se pregunta el nobel de literatura Mario Várgas Llosa, quien en un artículo publicado recientemente en el diario La República, escribe sobre los resultados de sus recientes indagaciones, aunque el artículo llevaba por título Leer un buen periódico, nos pareció valioso rescatar lo que pudo enterarse.

Y así nos dice: “Según las primeras noticias, el Gobierno de El Asad lanzó misiles con gases sarín sobre una población inerme, entre la que había muchos niños, violentando una vez más el acuerdo que había firmado ya con la administración de Obama hace tres años, comprometiéndose a no usar armas químicas en la guerra que lo opone a una posición dividida entre reformistas y demócratas, de un lado, y, del otro, terroristas islámicos.

Esta noticia fue inmediatamente desmentida no sólo por el Gobierno sirio, sino también por la Rusia de Putin, aliada de aquel, según los cuales el bombardeo de las fuerzas gubernamentales hizo estallar un depósito de armas químicas que pertenecía a la oposición yihadista, la que sería, pues, responsable indirecta de la matanza.

¿Cuántas fueron las víctimas? Las cifras varían, según las fuentes, entre algunas decenas y centenares o millares, una buena parte de las cuales son niños a los que la televisión ha mostrado con los miembros carbonizados y agonizando en medio de espantosos suplicios.

Este atroz espectáculo, por lo visto, conmovió al presidente Trump y lo llevó a cambiar espectacularmente su posición de que Estados Unidos no debía intervenir en una guerra que no le incumbía, a participar activamente en ella bombardeando una base aérea siria. Y, al mismo tiempo, a criticar severamente a Rusia, por no moderar los excesos genocidas contra su propio pueblo, de Bashar el Asad…” Es lo que en parte escribió MVLL. Y nosotros nos quedamos con la sensación de respaldar a Trump, porque la indiferencia igual mata.