10 formas sencillas para reducir el uso indiscriminado del papel

Consumir papel no es solo consumir madera, sino también agua y energía. La producción de papel virgen tiene un alto costo ambiental. De hecho, la producción de 1 tonelada de papel de fibra virgen requiere unos 20 árboles y millones de BTU de energía. Además, produce miles de galones de aguas residuales y más de mil kilos de residuos sólidos. Sin embargo, si se reduce su uso o si se reutiliza, estaríamos contribuyendo a la protección medioambiental.
La producción de papel virgen es responsable de que varios países del mundo sufran deforestación. Las estadísticas apuntan a que, además de Estados Unidos, Canadá, Brasil, China, Indonesia e India, Perú también es una de las regiones que padece esta dolencia en un porcentaje alarmante. 
Muchos podrían opinar que no es fácil pasar de decir “voy a reducir el papel que uso” a realmente hacerlo. No obstante, cosas tan sencillas como mirar los descuentos de tu supermercado favorito a través de folletos en línea como el Metro ofertas o catálogo Plaza Vea, es una forma pasiva que contribuye al cese de la impresión indiscriminada de catálogos que terminan en la basura en menos de un día.
¿Cómo reducir el uso del papel?
Antes de comprar un producto de papel, piensa verde y pregúntate si realmente lo necesitas. Este es el comienzo más simple e importante para evitar el consumo excesivo. Omitir el papel en tu vida diaria es la mejor manera de reducir su desperdicio.
No más catálogos y folletos impresos. Si te encuentras con un folleto de evento, un catálogo de tienda, o cualquier información que te interese, asegúrate de tomar una foto con el celular en lugar de tomar el folleto. También puedes navegar en internet y estamos seguros que encontrarás la misma información. De hecho, los folletos en línea de tiendas, como el Promart catálogo, siempre son más detallados y completos.
Evita los productos desechables. Opta por pañuelos o toallas de tela en lugar de toallas de papel y servilletas de papel. Lamentablemente, este tipo de producto no es reciclable. No obstante, un simple trozo de tela o una esponja podría reemplazarlos muy fácilmente en la mayoría de los casos. ¡Un gesto más ecológico y económico!
Reduce el consumo para evitar su reciclaje. El papel no se recicla indefinidamente. Sus fibras se acortan con cada reciclaje, lo que reduce la calidad del producto. Una razón de peso para imprimir solo cuando sea necesario.
Siguiendo con el punto anterior, en la oficina y en el hogar, solo imprime documentos que sean esenciales. Pregúntate: ¿es realmente necesario imprimir? ¿Puedo leerlo en la pantalla?
Si debes imprimir sí o sí, entonces utiliza papel reciclado y configura tu impresora para imprimir en ambos lados de la página.
Cuando haga tus compras, rechaza los recibos tanto como sea posible. Los recibos generan billones de kilos de desechos cada año. Asegúrate de decir cortésmente NO a papel no deseado.
Inhabilita las suscripciones en papel. Comprueba si no estás suscrito a publicaciones que puedas ver en Internet, como las Ripley ofertas o el catálogo de Saga. Si es así, considera la cancelación de tu suscripción en papel.
Usa la parte posterior no impresa de una hoja para tomar notas.
Usa tu teléfono inteligente para escribir notas. Este consejo es aún mejor que el anterior porque no involucra papel de ningún tipo. Tu smartphone puede convertirse en un verdadero aliado para reducir el desperdicio de papel. En lugar de usar post-its, blocs de notas y otros pedazos de papel, no dudes en tomar notas directamente en el teléfono.

Comments are closed.