¿Sabía usted qué?

–           El gol más rápido en una final lo anotó Holanda en Alemania 1974. Lo hizo de penal Johan Neeskens al minuto y veintinueve segundos de iniciado el juego. Cuando el penal fue sancionado por el juez inglés John Taylor, a los cincuenta y cinco segundos, ningún jugador de Alemania Federal (a la postre ganador) había tocado el balón.

–           Brasil recién empleó camisetas amarillas en Suiza 1954. El «Maracanazo» de 1950 causó tal impacto que se hizo una reestructuración futbolística total. Así, Brasil dejó atrás la camiseta blanca con puños y cuello azul que había usado en los mundiales anteriores.

–           La lesión más trágica de los Mundiales se dio en la primera fase de Chile 1962 cuando URSS venció 2-0 a Yugoslavia en Arica. En una jugada, el yugoslavo Muhamed Mujic le quebró salvajemente la tibia y el peroné al soviético Eduard Dubinski, sin que el juez alemán Albert Dusch lo expulsara. Sin embargo, la falta fue tan artera que la federación yugoslava lo sacó del torneo a exigencia de sus propios compañeros de equipo. Para Dubinski, las consecuencias fueron peores: quedó postrado en una silla de ruedas y la fractura le ocasionó un tumor maligno que acabó con su vida en 1969.

–           Una de las leyendas de los mundiales quedó afincada en octavos de final de Italia 1990, en el triunfo de Argentina 1-0 sobre Brasil. Aparentemente luego de beber del bidón de agua que le ofreció un auxiliar de la selección argentina, el brasileño Branco quedó atontado. El entonces entrenador de Brasil, Sebastiao Lazaroni, hasta ahora sigue acusando a su colega argentino, Carlos Salvador Bilardo, de haber puesto un somnífero en el agua. El tema reavivó hace pocos años, cuando Diego Armando Maradona confirmó la versión del brasileño, acusando directamente al «Narigón».

–           Corea del Sur jugaba su segundo partido de EEUU 1994 frente a Bolivia. En Ulsan, los trabajadores de una fábrica maderera hicieron una huelga de tres horas porque el dueño no les quería dar tiempo libre para ver el partido. Luego del aburrido 0-0 que quedó el partido, los madereros coreanos se arrepintieron de haber dejado sus labores. (GLP)

Comparte esta noticia en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email