-Pregunta el secretario del sindicato de trabajadores de la dirección regional de educación

– Como se ha podido conocer, el asesor Jhonatan Dapena, estuvo asesorando al cuestionado director del colegio “Simón Bolívar”.

El alto asesor del director regional de educación, antes laboró en la UGEL-Maynas y desde hace unos tres meses (según declaraciones del propio director de educación), se encuentra laborando a su lado y cobra a través de recibos por honorarios profesionales.

David Cubas, secretario del sindicato de trabajadores de la Dirección Regional de Educación.

David Cubas, secretario del sindicato de trabajadores de la Dirección Regional de Educación.

El propio director ha cuestionado firmemente la acción del asesor, de asistir a la gobernación a asesorar en solicitud de garantías de vida al cuestionado director del colegio “Simón Bolívar”, agregando que a su retorno de las comunidades asentadas por el río Corrientes tomará las acciones correctivas del caso.

El secretario del sindicato de la Drel ha planteado la siguiente interrogante sobre el cargo y cobro del asesor dentro de la institución, ya que el director afirma que le pagan con recibos por honorarios; sin embargo, a través del informe 010-2010-GRL-Drel, la Tec. Adm. Silvia Rurange le comunica a la jefa del área de abastecimiento-Drel, Amelia Goyburo, que el asesor Jhonatan Dapena Morales, “no se encuentra contratado por la Modalidad de Locación de Servicios a través de esta oficina”.

“Entonces si no es así, todos queremos saber a través de qué partida le están pagando al asesor, porque a él se le ve de manera permanente en la institución, en las oficinas de la sala de reuniones de la dirección, comisión de procesos administrativos, asesoría jurídica”, declaró Cubas Encinas.

LES INSTAURAN PROCESO ADMINISTRATIVO…

Al mencionado secretario del sindicato y a otros trabajadores de la Drel, por haber participado en una movilización espontánea para que retiren del cargo al ex jefe de personal de la Drel, al conocerse las denuncias que fueron expuestas a la población.

“A través de la Resolución Directoral 4212-DREL se nos  instaura proceso administrativo aduciendo que habíamos incumplido con nuestros deberes y obligaciones funcionales.  La Ley 276 dice que ante cualquier acto interno contrario a las normas, debemos ser vigilantes. No necesariamente es para los sindicalistas, sólo con ser trabajadores de la institución basta para rechazar cualquier acto irregular. Hemos hecho bien, no hemos violentado a nadie, invitamos a los trabajadores a participar en la movilización espontánea, nadie conminó a nadie. El sindicato no los ha inducido.

Creo que este accionar de la dirección de educación es para acallar a los oponentes, pero nosotros no tenemos “rabo de paja” y contamos con toda la autoridad moral para hacer las denuncias contundentes con los respectivos documentos de por medio”, concluyó Cubas.