-Mujer habría tomado la fatal decisión de acabar con su vida luego de discutir con su madre y por tener problemas económicos en su negocio.

Cerca de las 6 de la tarde de ayer, Jhani Huansi Padilla de 25 años, intentó acabar con su vida luego de ingerir cuatro sobres de un potente raticida en el interior de su casa ubicado en el pasaje Ilaria Mz “A” Lote 31 en el populoso asentamiento humano “Cardozo”, en el distrito de Belén.

“Jhani había discutido fuerte con su mamá, al parecer no le había gustado que su progenitora le haya llamado la atención por la forma como estaba actuando, estaba media rara, no era la misma chica alegre de siempre, su mamá le preguntó que tenía, y ella solo atinó a decir que no la molesten y tanta fue su cólera que se metió a su cuarto y tomo veneno para rata mezclado con gaseosa, luego de salir sospechosamente a comprar en la bodega, porque rara veces lo hacía, el grito que se escuchó desde su habitación nos alertó y fuimos a verla, estaba tirada en el suelo botando espuma y retorciéndose de dolor”, dijo un familiar de la chica.

Fueron los familiares de la fémina que la llevaron hasta el hospital “Cesar Garayar García” en donde el medico de turno diagnosticó ingesta de carbonato luego de realizarle el lavado gástrico. Según se conoció Huansi padilla se desempeña como trabajadora de una conocida cebichería de la ciudad y cuando sus compañeros de trabajo se enteraron de lo sucedido no lo podían creer.

“Nunca pensamos que ella tomaría esa decisión, aquí en el trabajo no tenía problemas con nadie, es bien responsable y esto nos causó sorpresa, nunca nos contó que tenía problemas porque es bien reservada con sus cosas, algún problema fuerte habrá tenido para que tome esta decisión”, dijo una de sus compañeras de trabajo.

Según fuentes policiales la frustrada suicida, aparte de la discusión que tuvo con su madre, tenía problemas económicos que no podía solucionar y problemas familiares que día a día le oprimían, lo cual, al parecer, le había impulsado a tomar esta fatal decisión.

Jhani Huansi se viene recuperando en la sala de observación del HAI al cuidado de sus familiares y con la certeza que en los próximos días cuando este de vuelta a su casa pueda conversar con su madre para así limar asperezas y tratar de solucionar los problemas que le venía quejando. (C. Ampuero)