• Es un inminente peligro para peatones y conductores

Afortunadamente nadie pasaba por el lugar cuando el cerco perimétrico de una empresa colapsó la noche del viernes último.

Desde hace cuatro días se puede evidenciar cómo el muro se desplomó tras el paso del viento fuerte que se registró la semana pasada, y la parte que no se volteó sigue siendo un latente peligro para las personas de a pie, así como para los conductores que pasan por la avenida La Marina
Sin embargo, es importante precisar que en cualquier momento se podría venir abajo debido a que la misma pared se encuentra en pésimas condiciones.
Los vecinos del lugar solicitaron la presencia de las autoridades o que la policía intervenga de oficio, ya que constituye un peligro para las personas que pasan por la vereda.

“Ya se venía venir, cuántas veces hemos alertado que este muro en cualquier momento se iba a caer y sucedió lo que tenía que pasar, afortunadamente al momento que se desplomó no pasaba nadie por el lugar, si no ahora estaríamos lamentándonos. Una parte del muro se cayó por dentro del predio de la empresa, imagínense si hubiera caído por la parte de la vereda. Gracias a Dios no pasó nada, pero las autoridades deben tomar cartas en el asunto con respecto a esta empresa y a este muro que en cualquier momento podría caerse completamente, ya han pasado varios días y hasta la fecha ni la empresa, ni las autoridades toman cartas en el asunto, pues lo que quedó de la pared está inclinada y es un latente peligro para todos los que vivimos por este sector”, sostuvo una vecina.

Las personas que pasan por el lugar casi a diario, solicitan que los responsables y que trabajan para este empresa, también den solución a este cerco perimétrico que viene causando un tremendo malestar en la población aledaña.
(C. Ampuero)