• En la calle Los Portales con Laurales en el distrito de San Juan

La lluvia que cayó el último lunes en horas de la noche trajo como consecuencia que varias casas que están ubicadas en las calles Los Portales y Laureles queden inundadas. Los vecinos del lugar sostuvieron que tuvieron que quedarse despiertos hasta altas horas de la madrugada para botar el agua que había inundado sus viviendas.
Los artefactos electrodomésticos que había en la sala y cuartos quedaron malogrados porque no les dio tiempo de desenchufar o ponerlos a buen recaudo.
Las mascotas, como perros y gatos, tuvieron que ser puestos en lugares altos porque no tenían donde estar en el piso, ya que todo estaba lleno de agua.
Según sostienen los moradores del lugar, casi todo el año 2017 se inundaron cada vez que esta parte del distrito de San Juan soportaba una torrencial lluvia, pero lo más lamentable del caso es que cuando fueron a pedir ayuda al alcalde de este distrito, éste les habría negado el apoyo.
“Los dirigentes solicitaron, tierra para levantar la rasante, solicitaron hasta desmonte, pero nunca les hicieron caso, ahora estas son las consecuencias que estamos pagando por haber elegido a una autoridad que poco o nada le interesa su pueblo. Tenemos que buscar nosotros mismo para poder comprar tierra y arreglar nuestra calle. Ojalá algún día él se apiade de nosotros”, sostuvo una vecina.

(C. Ampuero)