– En la posta de Bellavista-NanayFoto denunciante

“Esto realmente es una falta de respeto a los enfermos, el último viernes me tocó vivir quizá la experiencia más amarga de mi vida al sentirme impotente de no poder hacer nada por mi hijo que se retorcía de dolor y nadie me quería atender en el centro de salud de Bellavista Nanay, se supone que es una emergencia y por los tanto médicos y enfermeras deben estar  al tanto, pero a ellos no les importó el estado de salud de mi pequeño y prefirieron seguir mirando por el televisor el partido de vóleibol que jugaba la selección nacional,  esto a mí me llenó de indignación, de cólera, porque si me quedaba un minuto más en ese lugar, mi hijo, quién sabe, se me moría”, estas fueron las palabras de Fabio Pizango Taricuarima (45), un padre de familia que llevó de emergencia a su niño de un año de edad al centro de salud de Bellavista debido a los cólicos fuertes que presentaba. A decir del padre de familia, las enfermeras no le quisieron atender porque estaban mirando televisión y prefirieron entretenerse en el aparato que atender al niño. Las horas pasaban y el menor continuaba con los gritos, tras varios minutos de insistencia por fin el menor fue atendido por un personal médico que le había recetado unas ampollas que el padre se negó a ponérselas, con la receta en mano se dirigió hasta una farmacia donde le administraron el medicamento. “Nos tratan mal porque somos pobres, tuve que traer a mi señora y a mi hijo en canoa, en esa oscuridad por el río Nanay hasta la posta para que le atiendan, pero esto no fue posible, lo único que pido es que sancionen a estas personas que estuvieron de turno esa noche y que esto no se vuelva a repetir con otros usuarios”, sostuvo el denunciante.
(C. Ampuero)