– Piden proporcionalidad en la representatividad de la asamblea estatutaria
– Tomaron local donde viene funcionando Comité Electoral. En horas de la tarde llegó la fiscalía para dialogar con los dirigentes. P1210462

Desde el martes en horas de la noche un grupo de jóvenes estudiantes de la UNAP, optaron por tomar el local ubicado en la calle Grau, donde se ha instalado el Comité Electoral que convocará a elecciones para elegir la Asamblea Estatutaria, que a su vez tendrá la responsabilidad de reglamentar las bases de una futura elección rectoral o decidir que la gestión actual continúe por más años. Decisión que los jóvenes al parecer no están dispuestos a aceptar.
“La policía quiso sacarnos del local tomado, pero también estuvo un fiscal que es Sanmarquino y como universitario sabe que existe la autonomía universitaria y que no pueden sacarnos así nomás, sabe de los temas políticos”, dijo José Luis Coquinche Díaz, secretario general de la Alianza Revolucionaria Estudiantil (ARE).
Agregó que el Comité Electoral solo quiere un  representante de la Facultad de Ciencias Económicas y Negocios (FACEN): que agrupa a Contabilidad, Economía, Administración y Negocios Internacionales. “La FACEN agrupa a unos dos mil estudiantes y quieren dar un representante como si fuera una facultad que solo tiene a 300 o 400 estudiantes.
El rector Rodil Tello Espinoza, quiere hacer lo que se le da la gana y no se lo vamos a permitir porque están vulnerando los derechos constitucionales de la Unap. Están atropellando el tema de la proporcionalidad a través del voto universal. Estamos solicitando que el Comité Electoral retroceda en esa medida que va contra la Nueva Ley Universitaria y la proporcionalidad de nuestra facultad. Defenderemos la democracia universitaria para que haya un proceso transparente en la asamblea estatutaria que se avecina”, concluyó José Luis.
Horas más tarde la fiscalía al lado de la policía, retornó al local de la Av. Grau para de nuevo dialogar tranquilamente  con los jóvenes que hace tiempo han decidido hacer escuchar su voz de protesta.