• Congresista Juan Carlos del Águila recibió documentos sobre irregularidades de dirigentes
  • Arrendadores como Explosión, Tacorita y otros perderían inversión.

 

Ante el congresista de la República Juan Carlos del Águila Cárdenas, el pasado martes 28 de febrero, un grupo de ex socios le hizo entrega de la documentación relacionada a lo que pretende hacer la actual directiva del Club José Pardo presidida por Luis Fernando Colonna Rengifo, que es convertirla en Sociedad Anónima, lo que permitiría posteriormente que este terreno sea vendido o hipotecado  para dejar de lado lo que el Estado entregó al club, que es solo para fines deportivos.

El documento que fue recibido por el asesor del congresista, Manuel Noriega, indica que desde hace diez años cuando era presidente del club José Pardo el señor Julio Ríos Tejedo, se comenzó con la entrega del terreno cediendo una parte al grupo Explosión, y a otras personas que se dedican al trabajo empresarial, esto a cambio de dinero que nunca entró a las arcas ni se hizo mejoras a favor del club.

Los ex socios, socios activos e hinchas del José Pardo en diálogo franco con Juan Carlo del Águila le hicieron saber que anteriormente ya hicieron llegar la ley de donación de los terrenos, sus fines y el por qué fueron expulsados y separados gran cantidad de socios que se oponían al interés de los dirigentes de enajenar los terrenos del club.

Los socios firmantes dijeron que esperan que el congresista haga llegar a sus pares congresales la situación actual del terreno del Club José Pardo que en la fecha está concesionado por terceros en un noventa por ciento; es decir, se contraviene la Ley No. 12122 en su artículo 2°.

Lo que buscamos es frenar los abusos que viene cometiendo los dirigentes del Club José Pardo, porque se está poniendo en riesgo su patrimonio.

Los socios, ex socios, hinchas y simpatizantes hicimos conocer al congresista que de ser revertido al Estado el terreno del José Pardo, los empresarios que invirtieron en contratos dados irregularmente por la anterior directiva, podrían perder su inversión porque sería el Estado el que administre este terreno que por muchos años ha sido dedicado al deporte y hoy solo sirve para la diversión y se ha alquilado con fines ajenos al deportivo”, sostuvieron. (Gonzalo López)