Trabajo menores Loreto 1 (1) Trabajo menores Loreto 2La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral – SUNAFIL, a través de su Intendencia Regional de Loreto, y en su compromiso permanente por erradicar el trabajo infantil y forzoso, retiró de diversas labores productivas a 12 adolescentes, entre 14 y 16 años de edad, quienes no contaban con la autorización para el trabajo dependiente del Ministerio de Trabajo, y realizaban labores peligrosas.
En la última semana, la Intendencia Regional de Loreto realizó operativos en ladrilleras, madereras, aserraderos, avícolas, comercios de abarrotes, y establecimientos dedicados al mantenimiento y lavado de motos, ubicados en los distritos de Iquitos, Belén, Punchana y de San Juan Bautista.
Todos los operativos contaron con la presencia del fiscal de Prevención del Delito de Iquitos, así como de la Policía Nacional del Perú. Luego de los operativos los menores fueron puestos a disposición de la División de Trata de Personas (DIVITRAP) de la Policía Nacional del Perú, para las investigaciones del caso.
Cabe resaltar que el equipo de especialistas de SUNAFIL de Loreto, busca fortalecer el trabajo de erradicación del trabajo infantil, trabajo forzoso y trata de personas con fines de explotación laboral, a través de estrategias conjuntas con los miembros de la DIVITRAP para organizar los operativos y focalizarlos en las distintas zonas de la región.
Así, el equipo de inspectores de SUNAFIL de Loreto viene realizando labores de vigilancia en aras del cumplimiento de los derechos fundamentales, principalmente de aquellos trabajadores que podrían ser los más vulnerables, como es el caso de los menores de edad. Asimismo, la Intendencia Regional de Loreto viene desarrollando acciones de prevención a través de talleres y charlas informativas en colegios y centros de capacitación de horario nocturno entre otras instituciones.

Trabajo peligroso
Durante la última intervención laboral realizada por SUNAFIL en Loreto, se inspeccionaron ocho ladrilleras, localizadas en el distrito de San Juan Bautista, zona denominada Las Camelias, donde se encontró a 4 adolescentes trabajando en condiciones precarias y sin ningún tipo de protección personal.
Entre los trabajos que realizaban los menores, quienes recibían una remuneración semanal de entre S/. 120 y S/. 210, se encargaban de transportar tierra, llevar la arcilla hacia la máquina picadora y moldear los ladrillos.
Cabe indicar que durante la intervención, uno de los jóvenes recibió asistencia médica de los inspectores tras presentar una herida en el pie, debido a que no contaba con la indumentaria adecuada para este tipo de oficio.