• Droga líquida está valorizada en más de 15,000 soles en Brasil
  • La policía de inteligencia de la comisaría Moronacocha ya le seguía los pasos.

Cuando estaba a punto de partir hacia la zona de frontera con Brasil a bordo de una embarcación fluvial, un sujeto natural de Nueva Cajamarca, ubicada en el departamento de San Martín, fue capturado a balazos por parte de la Policía Nacional del Perú.
El sujeto en todo momento oponía resistencia a la intervención, por lo que tuvo que ser reducido y enmarrocado por los agentes del orden.
Sus cómplices, se tiraron al río y se fugaron, los efectivos policiales ejecutaron el “plan cerco”, pero no dieron con sus ubicaciones.
Por información policial se supo, que después de 5 días de captar información a través de un informante, los agentes conocieron que había un sujeto natural de San Martín, que se encontraba en la zona baja de Belén y que estaba haciendo las gestiones para ir a Brasil llevando consigo opio en látex (droga líquida) cuyo precio es muy costoso en el mercado negro y que ya era su cuarto viaje de la ciudad de Iquitos hasta la frontera con Brasil.
El sujeto fue identificado como, Adalino Huamán Saavedra (37) alias “Cajacho”, natural del Nueva Cajamarca, quien tenía en su poder una mochila negra, marca Caterpillar y en cuyo interior estaba una Galonera de plástico de color blanco y una botella descartable de Coca Cola, conteniendo en ambos envases una sustancia como látex de color pardusco, con olor bastante fuerte a yerba en descomposición.
El sujeto fue conducido hasta las instalaciones de la comisaría de Moronacocha, juntamente con el representante del Ministerio Público y el perito químico antidrogas, quien tras realizar la prueba de descarte, arrojó positivo para Alcaloide de Opio para la elaboración de la heroína, con un peso de 4 litros con 950 gramos.
Canales de inteligencia de la Policía Nacional del Perú señalaron que alias “Cajacho” tendría tiendas de ropa en Gamarra y Jr. De la Unión, en Lima, por lo que será sometido a investigación por 15 días según manda la ley.
Cabe indicar que cada litro iba a ser vendido a 15, 000 mil soles en Brasil, lugar de donde sería exportado a otros países de América y Europa triplicando su precio por litro. (C. Ampuero)