Líderes de 40 comunidades Shawi se reunieron en Balsapuerto, capital del distrito del mismo nombre, provincia de Alto Amazonas, convocados por la Federación indígena Shawi YUYANAKE, para decidir sobre el futuro de la cuenca alta del río Paranapura, territorio ancestral de este pueblo originario. También participaron dirigentes de otras organizaciones, incluyendo la Federación de Comunidades Nativas Chayahuitas-FECONACHA, y la Organización Regional de Desarrollo de los Pueblos Indígenas de Alto Amazonas-ORDEPIA, así como representantes del Gobierno Regional de Loreto, a través de la Dirección Ejecutiva de Conservación y Diversidad Biológica de la Autoridad Regional Ambiental de Loreto-ARA.
La reunión se realizó en coordinación con la Dirección Regional de Agricultura- DISAFILPA, que está impulsando la titulación de comunidades en la zona, y contó con la participación de representantes de Naturaleza y Cultura Internacional, entre otros actores.
Después de un arduo debate, los dirigentes Shawi aprobaron por amplia mayoría apoyar el proceso de establecimiento del Área de Conservación Regional del Pueblo Shawi, que cuenta con el apoyo del Gobierno Regional de Loreto, trazándose así un hito histórico para el Pueblo Shawi, al asegurar jurídicamente esta importante parte de su territorio ancestral, que es fuente importante de recursos de subsistencia (especialmente animales de caza, pescado y diversos recursos forestales) para muchas comunidades.
Cabe destacar que la cuenca alta del Paranapura que sufre actualmente diversas amenazas de invasión de colonos desde la Región San Martín, así como extracción ilegal de recursos, amenazas que de acentuarse podrían poner en riesgo los medios de subsistencia de estas comunidades, así como el recurso hídrico para la ciudad de Yurimaguas que se abastece de este río.
La protección del territorio ancestral del Pueblo Shawi a través de la figura de Área de Conservación Regional, que permite el aprovechamiento de recursos con manejo, sin duda será un elemento clave para asegurar una ruta al desarrollo sostenible de nuestros hermanos, pues garantizará una fuente sostenible de recursos de subsistencia para las familias, y permitirá promover bionegocios para generar ingresos sostenibles. Cabe destacar que el distrito de Balsapuerto por muchos años ha sido el más pobre de la región Loreto y esa realidad cambiará con la creación de esta área. (MIPR)