Dr. Hermann Federico Silva Delgado MSc

ANTECEDENTES:

El análisis del Dengue en los últimos 20 años en Loreto y en especial en Iquitos nos permite concluir que, en la mayoría de veces, estos brotes epidémicos tuvieron una duración entre 3 a 4 meses. Los meses en que aparecían, coincidían generalmente con noviembre, diciembre, enero, febrero y marzo. El brote del 2005 tuvo una duración de 4 meses y abarcó los meses de marzo a junio.

El brote actual que padece Loreto podría extenderse de acuerdo a este comportamiento cíclico y periódico hasta mediados del mes de marzo.

Por lo que proponemos un manejo del dengue por niveles.

PRIMER NIVEL DE ATENCIÓN:

Considerando que en los próximos 30 a 45 días de extensión que tendría el brote, se infectarían entre 10,000 personas en el mejor de los escenarios, y  a 20,000 en el peor de los casos. Nos preguntamos ¿Se puede evitar que se infecten tal número de personas? Probablemente no. Pues bien, entonces nos preparamos para atenderlos.

El sistema ofrece en los momentos actuales alrededor de 200 a 250 camas en los hospitales de Iquitos, Regional de Loreto y Militar Santa Rosa. En estos días la ocupación es cercana al 90% y los pacientes aún forman colas en los hospitales.

Como solución proponemos incrementar a 300 el número de camas.

El impacto de esta medida sería incrementar la sensibilidad del sistema y además podríamos asegurar a la población que el 100% de los pacientes febriles serían atendidos por el sistema. Más aún recordando que los 12 pacientes que han fallecido, por Dengue, tenían el antecedente de haber concurridos más de una vez al sistema y finalmente fallecieron en el sistema de salud.

Los requisitos que se exigirían al personal que trabaje en el primer nivel serían, médicos generales, enfermeras, bachilleres de medicina, ex internos y alumnos del último año de medicina, enfermería y obstetricia de las universidades locales (UNAP, UCP y UPO), quienes trabajarían por turnos asegurando la atención las 24 horas del día.

La DIREMID aseguraría el abastecimiento oportuno de medicamentos e insumos médicos, y el área de logística de DIRESA Loreto todo lo referente a camas, sábanas, alimentos para los médicos y enfermeras, entre otras necesidades.

SEGUNDO NIVEL DE ATENCIÓN:

Estaría conformado por los CONSULTORES. Como ahora la oferta es 300 camas dedicadas a pacientes febriles, se encargaría UN CONSULTOR / 50 CAMAS; para las 300 camas se deberá contar con 6 médicos que deberán tener como requisitos, ser médicos muy experimentados, internistas, infectólogos y pediatras. La idea es que este grupo sea de alta capacidad de resolución y con ello aseguraríamos que el 100% de pacientes con Dengue con signos de alarma o aquellos que podrían evolucionar a Dengue grave, sean niños, gestantes o adultos,  serían captados por el sistema y serían hospitalizados en los diferentes servicios hospitalarios o incluso trasladados a las Unidades de Cuidados Intensivos. Se espera que en lo que resta del Brote podríamos estar atendiendo entre 100 a 500 pacientes con signos de alarma o dengue grave.  Para asegurar el funcionamiento de este grupo de consultores las 24 horas del día se requerirían 25 médicos internistas/infectólogos y 25 pediatras, 50 médicos en total.

El impacto de esta medida significará alta sensibilidad y especificidad en la captación de pacientes con Dengue con signos de alarma y Dengue grave. Ahora podríamos asegurar a la población que ni un solo paciente que asista a los hospitales sería regresado a su domicilio, si antes no son evaluados por estos médicos consultores y despejado las dudas de su estado de salud y gravedad.

¿Cómo conseguimos 50 médicos entre internistas, infectólogos y pediatras de un día para el otro? El MINSA deberá asumir la responsabilidad en este caso y realizar las coordinaciones necesarias con los hospitales de Lima y principales ciudades de la costa, donde se conseguiría este personal, más aún considerando que este personal estaría en Loreto no más de 30 días. Frente a mayores dificultades por conseguir el personal, la cooperación externa de países como Cuba y Chile podría ser la solución.

TERCER NIVEL DE ATENCIÓN:

En este nivel se atenderían los pacientes con Dengue Grave. Considerando que en este Brote de Dengue se han atendido alrededor de 7000 pacientes y doce de los cuales han fallecido, esperamos por ende, que en los próximos 30 a 45 días exista el riesgo  que fallezcan alrededor de 12 a 20 pacientes ¡Pues bien ello no pasará! y para ello nos prepararemos.

El sistema ofrece 4 camas de cuidados intensivos en el HAI, 3 a 4 en el Hospital EsSalud y alrededor de 6 en la UCI del Hospital Regional de Loreto. Dichas camas  en estos días  están completamente ocupadas con pacientes. ¿Qué hacer? En el Hospital Iquitos, incrementaríamos con una o dos camas la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales con 2 cunas radiantes, un ventilador Droguer de Ventilación Mecánica Convencional/Alta Frecuencia, 3 Monitores multiparámetros, un CPAP con Blender y conexiones para macrosómicos, niños a término y prematuros, 4 bombas de Infusión multivías y 7 Blender.  Haciendo la anotación que en el Servicio de Neonatología del Hospital Apoyo Iquitos se atendió la semana pasada el primer recién nacido con Dengue Serotipo 2 de trasmisión vertical, documentado en el país. Además, si consideramos que cerca de un 50% de fallecidos por Dengue son niños y adolescentes, pues  el Sistema tendrá que implementar 2 camas de Cuidados Intensivos de Pediatría y dos camas en la Unidad de Shock Trauma de Emergencia del Hospital Apoyo Iquitos, con el equipamiento respectivo. En el Hospital Regional de Loreto se tendría que implementar como mínimo dos camas de Cuidados Intensivos en Pediatría, con el equipamiento descrito y dos camas en la Unidad de Cuidados Intensivos de adultos, con el equipamiento correspondiente.

El sistema de este modo se incrementaría en 10 camas de cuidados intensivos, lo que permitiría asegurar a la población de Iquitos y Loreto, que el 100% de pacientes que requieran cuidados intensivos tendrían un lugar en dichas unidades. Y, ¿Con qué personal?  El MINSA coordinaría con los hospitales de Lima para desplazar 5 médicos intensivistas de adultos y 5 intensivistas pediatras a la ciudad de Iquitos, asegurando con ello que ningún paciente con Dengue Grave quede sin atención especializada y probablemente la letalidad por Dengue grave disminuiría a su mínima expresión. Si ello ocurre, diremos exitosos vencimos al Dengue y con las medidas adoptadas, evitaremos nuevos fallecimientos…