– Operativo se realizó en frigorífico de Belén

Carne peligrosa. Cerca de ochenta kilos de carne de pescado en mal estado y lleno de gusanos iban a ser comercializados en el mercado de Belén, pero esto se pudo evitar gracias a la intervención del Ministerio Público que intervino un frigorífico en la primera cuadra de la calle 9 de Diciembre.

El producto en mal estado fue hallado en el segundo piso del frigorífico Frío Sel EIRL, dedicado a la venta y compra de pescado, así como al acopio de carnes rojas.

 

La carne malograda que, según indicaron, era “doncella” estaba al interior de varios costales de color negro en medio de un charco de sangre de donde emanaba un fuerte olor a podrido, e incluso la carne como los costales tenían gusanos de todos los tamaños.

 

Según algunos trabajadores de este lugar, dijeron que eso es normal ya que se trata de pescado fresco salado, indicando que antes de salir a la venta los “gusanitos” son retirados.

 

Otra de las cosas que descubrió el nuevo fiscal de prevención del delito, doctor Raúl Humala, fue que el lugar donde se componía a los pescados, en este caso Zúngaros y Doncellas, no cumplía con algunas normas de higiene que exige el Ministerio de Salud.

 

“Esta carne de pescado no es apta para el consumo humano, sin embargo muchas veces lo venden a los restaurantes que luego nosotros lo terminamos comiendo sin darnos cuenta, es por eso que este tipo de operativos va a continuar con el apoyo de la municipalidad, la policía y salud ambiental del gobierno regional”, indicó el fiscal de prevención.

 

Humala pidió a todos los propietarios de los diferentes frigoríficos que hay en la zona del mercado de Belén, a no recibir productos en mal estado, tal es el caso de “Frío Sel”, ya que ese producto puede contaminar a las demás carnes que ahí se puedan estar guardando. (G.Ross)