Niña de cuatro días de nacida fallece por falta de atención del médico pediatra

  • El fiscal de turno no se hizo presente para el levantamiento del cuerpo y neonato desapareció del nosocomio.

centro-salud-nautaUna niña de escasos cuatro días de nacida, identificada como Luisa Pacaya Caritimari, el lunes en horas de la tarde falleció en el Centro de Salud de la ciudad de Nauta, al parecer por una presunta negligencia médica por parte del médico pediatra, Luis Llanos Meléndez, toda vez que se habría tardado mucho  en atenderla y derivarla a Iquitos para una atención especializada en el Hospital Regional de Loreto.

La niña junto a su progenitora, María Luisa Caritimari, a las 8:40 de la mañana, luego de varias horas de navegación desde la localidad de Santa Rita de Castilla, río Marañón, comprensión de la jurisdicción del distrito de Parinari, ingresaron a dicho centro de salud, siendo atendido por el médico de turno, Dr. Luis Mamani Mamani, y a su vez fue derivado al médico pediatra para su inmediata evaluación.

El médico pediatra del centro de salud de Nauta, tuvo como referencia  el diagnóstico inicial del médico jefe del Centro de Salud de Santa Rita de Castilla, que indicaba Hipoglicemia Neonatal que venía adoleciendo la menor. Esta enfermedad es un problema metabólico que ocurre con más frecuencia en los recién nacidos y, en la mayoría de los casos, refleja un proceso normal de adaptación a la vida extrauterina. Cuando la hipoglicemia es prolongada o recurrente, puede originar alteraciones sistémicas agudas y secuelas neurológicas, por lo cual el manejo de los niveles de glucosa en los primeros días posnatales es de considerable interés como parte de los cuidados del recién nacido.

El citado profesional médico de Nauta, pese a conocer ampliamente ese tema, ya que es su especialidad, no se inmutó a derivarla en el acto hacia Iquitos, por lo que a la 1:48 de la tarde aproximadamente la niña empezó a complicarse su estado de salud, falleciendo horas más tarde dentro del mencionado local del Centro de Salud de Nauta.

Ante ello, enterado de este fatal hecho, el personal policial de la comisaría sectorial de Nauta, de inmediato mediante oficio y llamadas telefónicas al fiscal de turno, Dr. Roger Henry Pando Condori  y  Dr. Sergio Alfonso Anticona Muñoz, sobre todo, al propio doctor Santiago Huamán Carhuallanqui, fiscal provincial, coordinador de la provincia de Loreto – Nauta,  a efectos de realizar las diligencias necesarias para tratar de establecer  alguna responsabilidad de carácter penal contra el indicado médico, pero nunca llegaron.

A las 9 de la noche aproximadamente, el cuerpo inerte de la citada menor desapareció del  mencionado local, presumiéndose que fue su propia madre que la sacó con el fin de llevarla a su natal Santa Rita de Castilla para darle cristiana sepultura.

Al respecto, se espera que el Órgano de Control Interno del Ministerio Público de Loreto, realice una pronta investigación y sanción contra los indicados fiscales, por existir una clara muestra de negligencia funcional. (Gonzalo López)