Quizá como nunca antes, en esta oportunidad, se viene observando gran cantidad de policías en la ciudad. Ellos están presentes en cada esquina, incluso donde se ubican semáforos para prevenir que infractores hagan de las suyas por el apuro que los mueve la cercanía del Año Nuevo.

Policías de tránsito intensifican batidas en toda la ciudad.

Así como revisan la documentación y utilización del casco correspondiente, sería muy útil a la sociedad que paren a las decenas de motocarros que circulan por las calles sin ninguna placa visible, ni siquiera en el toldo que los protege. Es de suma importancia debido a que muchos de ellos son utilizados por jóvenes que se trepan de tres para luego asaltar a sus víctimas.

Si bien es cierto la presencia policial en las calles es muy importante, hay que mencionar de antemano que no descuiden los sectores que no están en el centro, pues por allá también se registran sucesos de criminalidad preocupante. Este fin de año la policía se ha “batido” en las calles de Iquitos y eso hay que reconocerlo, pues los ciudadanos se han sentido más protegidos.