• A cuatro años de prisión
  • En agravio de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria -SUNEDU y la Universidad Científica del Perú-UCP.  

El médico ginecólogo Belarmino Vela Paredes fue sentenciado por la Sala Penal Liquidadora de la Corte Superior de Justicia de Loreto, por el delito de usurpación de función pública en agravio de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria-SUNEDU y la Universidad Científica del Perú-UCP.
Según la Resolución Nº 130 de la Sala Penal Liquidadora con fecha 16 de octubre del 2017 que recién se conoce, describe claramente que Belarmino Vela Paredes fue condenado como autor del delito contra la administración pública, delito cometido por particulares, en la modalidad de Usurpación de Función Pública, ilícito penal previsto y penado en el primer párrafo del art. 361 del Código Penal, en agravio del Estado peruano -Sunedu (ex ANR) y la Universidad Científica del Perú-UCP, a cuatro años de pena privativa de la libertad suspendida por tres años, imponiéndole reglas de conducta, inhabilitación por dos años.
Esta primera sentencia contra Belarmino Vela Paredes es por haberse auto designado y atribuirse la condición de rector de la supuesta Universidad Particular de Iquitos-UPI, por haber firmado Grados y Títulos a nombre de la Nación sin encontrarse registrado en la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria-SUNEDU (ex Asamblea Nacional de Rectores). Asimismo, Belarmino Vela Paredes debe pagar Reparación Civil de S/. 9,000.00 soles.
La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) sancionó a tres “universidades informales” que ofrecían y prestaban el servicio educativo superior sin contar con autorización, imponiéndoles a cada una de ellas una multa de S/ 1’215,000, equivalente a 300 UIT. Una de ellas es la Asociación Cultural Oriente Peruano (ACOP) en Iquitos dirigido por Belarmino Vela Paredes. En este caso, la Dirección de Supervisión de la Sunedu verificó que la ACOP utilizaba su local bajo la denominación Universidad Particular de Iquitos, constatando la prestación y la difusión a la comunidad, incluso vía redes sociales del servicio ilegal.
Con esta sentencia de la Corte Superior de Justicia de Loreto a través de la Sala Penal Liquidadora, termina la fantasiosa historia de Belarmino Vela Paredes, quién engañó por muchos años a una parte de la juventud loretana, ahora por mandato de Poder Judicial, tiene que pagar la multa al Estado Peruano-SUNEDU y cerrar definitivamente la oficina ubicada en la cuadra 2 de Putumayo, frente a la Plaza de Armas de Iquitos, de lo contrario, tendrá que purgar condena efectiva en el penal de Guayabamba. (L.Ramos)