El vicepresidente regional inspeccionó los trabajos de construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales/PTAR, que se ubica en el Asentamiento Humano “Nuevo Versalles”, Distrito de Punchana, donde recibió información por parte de los responsables de la empresa contratista, que a la fecha la obra acusa un avance del 40%, estando prevista su culminación para enero del próximo año, lo cual es coincidente con los plazos establecidos.

“La población debe entender que este es un gran mega proyecto que ubicará a Iquitos como una de las mejores ciudades del país en lo que respecta a tratamiento de aguas servidas y no contaminar las aguas de los ríos circundantes”, dijo la autoridad regional, añadiendo que “a partir de esta obra no vamos a tener aguas servidas contaminadas, sino aguas garantizadas en no menos del 95%, libres de toda contaminación o de cualquier daño que puedan ocasionar a la salud y al ecosistema”.

 

La presencia la autoridad en el lugar de la obra coincidió con el arribo de dirigentes populares, ingenieros de la empresa contratista y de la NJS, quienes explicaron al detalle, con planos a la mano, cómo será la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales y la forma cómo se llevan a cabo los trabajos simultáneamente con la instalación de los tubos que conectarán los domicilios con la red, estaciones de acopio y de bombeo.

 

Los especialistas explicaron que los tubos de 8 o 12 pulgadas que se están instalando, obedecen a razonamientos técnicos. Solo las aguas servidas discurrirán por esos tubos, separadas de las aguas de lluvia que evacuarán por el actual sistema de desagüe, lo que genera cierta confusión, porque gente mal intencionada e interesada en empañar el mega proyecto, lanza versiones que no se ajustan a la verdad. Quedó totalmente claro que la PTAR no recibirá aguas de lluvia, ya que ellas, por no estar contaminadas, irán directamente al Itaya, Nanay o Moronacocha. (GRL)