-Futuro alcalde debe hacer cumplir Ordenanza Municipal

La campaña electoral es el momento ideal de la vida democrática para permitir la expresión pública de las causas y reivindicaciones olvidadas o menospreciadas.

Acá se podría considerar a las comunidades nativas, a las minoridades sexuales y de manera general de los portavoces de los que no pueden expresarse, entre ellos se censa los defensores de los animales.

Por primera vez en Iquitos, una asociación protectora de animales, se atrevió a llevar en el área pública el tema del maltrato, del abandono y del tráfico de animales (silvestres), responsable según la ONG Amazon CARES y sus afiliados, de muchas molestias por la población.

Enfermedades, insalubridad pública, accidentes de tránsito, mordeduras y agresiones, ruidos incesantes, imagen poco atractiva para los turistas, la lista es larga y abarca muchos sectores de nuestra sociedad.

Sin embargo, un primer paso, en enero pasado, parecía haber sido alcanzado con la aprobación de la Ordenanza Municipal N° 001-2010 que “norma y regula el régimen de tenencia, control y registro de canes en la Provincia de Maynas”.

Por lo tanto, los meses pasan y la situación no evoluciona a pesar de la voluntad de varios actores involucrados. ¿A quién se debe culpar?  Una evidente falta de voluntad política por parte de la autoridad que ella misma hizo nacer muchas expectativas al respecto.

No ha sido posible en 8 meses avanzar concretamente en unos de los puntos clave de esta Ordenanza, ni siquiera en su difusión para que la población sepa acerca del registro de canes, de las sanciones en caso de maltrato y abandono, de la prohibición de peleas de perros, etc.

Es por eso que la ONG Amazon CARES, decidió agarrar el toro por las astas y solicitar a los 13 candidatos al sillón de Maynas para que definan su posición acerca de los animales y en particular si entra en sus planes de hacer aplicar la Ordenanza municipal mencionada.

La ONG dará a conocer a sus afiliados y amigos el posicionamiento de los candidatos, permitiendo así que los ciudadanos voten en consecuencia por el candidato que les parece respetar ciertos principios conformes a sus expectativas. (MC)