• Abogado de la empresa Brunner, Manuel Montenegro Mori, responde a congresista Tamar Arimborgo.
  • “Estamos autorizados para operar con dichos residuos sólidos, es decir de tierra contaminada con hidrocarburos, desde junio de 2016”.
  • “La congresista nos está ocasionando un daño empresarial”.

 

 

La congresista de la república, Tamar Arimborgo Guerra, hizo una denuncia pública respecto a que los residuos de crudo de petróleo que la empresa Lamor limpia en las zonas de derrame, según para lo que fue contratada, son alojados en el relleno sanitario del grupo Brunner, ubicado en el kilómetro 30 de la carretera Iquitos – Nauta. Lo que a su entender representaría un grave riesgo para el medio ambiente dejando en duda si cuentan con autorización.

De parte de la empresa Brunner recogimos su versión a través del abogado Manuel Montenegro Mori. “Resulta muy preocupante que una representante de nuestra región pueda hacer aseveraciones de esa naturaleza sin conocer los hechos y sin documentarse previamente. La empresa que yo represento goza de todos los documentos emitidos por la autoridad nacional, en este caso la Dirección General de Salud Ambiental – Digesa, ha otorgado los documentos pertinentes y hace los controles a dos instalaciones”.

Explicó que “el kilómetro 30.5 goza con toda la documentación pertinente para operar con los residuos sanitarios y también con la autorización para operar en la disposición final con residuos peligrosos no municipales, que son los residuos de crudo de petróleo con registro 877.13, en este caso tierra contaminada con hidrocarburos”.

Montenegro Mori, reiteró: “Lo sorprendente es que la señora pueda salir, y lo que está haciendo es ocasionar un daño empresarial porque nosotros tenemos nuestra cartera de clientes que pone en cuestionamiento si gozamos o no de la autorización. Ahí tenemos un daño económico que podría generar la señora con una ligereza sorprendente al sugerir que la empresa estaría operando de forma irregular”.

Respecto al transporte de los residuos desde las zonas de derrame, dijo: “Nosotros como empresa tenemos un grupo de profesionales que trabajan con el tema de la logística que está inmerso el tema de transporte. Este servicio no se hace de manera unilateral, nosotros estamos inspeccionados por nuestro cliente y también por la Digesa. El cliente nos paga al final del servicio”.

En un principio no quiso señalar si les contrató Petroperú o la empresa Lamor, “por un tema de estrategia empresarial”. Después dijo que “si ustedes pueden solicitarlo por escrito, nosotros podemos alcanzarles el tema contractual. En todo caso le informo que el tema contractual es con Petroperú. Hemos contratado con ellos, y los servicios son de diferentes porque hay trabajos que se realizan para el recojo del personal que lo hace otra empresa. Nosotros solo nos dedicamos al tema del transporte y disposición final”.

Respecto a que los residuos estarían afectando el sub suelo en Iquitos, específicamente en el distrito de San Juan, “eso también es otra ligereza de la congresista, puesto para que Digesa nos expida la autorización nosotros tenemos que cumplir con requisitos que son estándares de calidad, de seguridad y el estudio de impacto ambiental”.

Sobre la frecuencia en la que vienen recogiendo el residuo de la zona de derrame, señaló: “Eso depende de la empresa que nos contrata para el tema del transporte y la disposición final, lo requiera. En tanto nos requiera, nosotros acudimos, constatamos lo que debemos traer y cumplimos con todos los estándares ambientales que nos exige la ley”. (Diana LM.)