– Llegaron para informar sobre remediación ambiental.
– Estuvieron representantes de comunidades del río Corrientes.apu

Más de cien delegados y apus de las comunidades indígenas de la cuenca del río Corrientes en Loreto, recibieron a una delegación del Poder Ejecutivo que llegó hasta el distrito de Trompeteros para informar sobre el acuerdo histórico sobre la remediación ambiental.
Así lo informó la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) que detalló que la delegación atendió también las necesidades de la población indígena en materia de saneamiento, desarrollo intercultural y titulación de sus tierras.
La comitiva estuvo presidida por el viceministro de Construcción y Saneamiento, y conformada por el viceministro de Interculturalidad, los comisionados de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad, ONDS, de la PCM, funcionarios de los ministerios de Desarrollo e Inclusión Social; Energía y Minas; Educación y Ambiente; y de la empresa PERUPETRO.
Estas actividades forman parte de los compromisos de visitar dichos pueblos luego del histórico acuerdo suscrito el 10 de marzo pasado, en la ciudad de Lima, que deberán realizar los diversos niveles del Ejecutivo y el Gobierno Regional de Loreto que deberán reunirse con los presidentes de las federaciones nativas, en el marco de la Comisión de Desarrollo de las Cuencas de los ríos Pastaza, Tigre, Corrientes y Marañón.
Los funcionarios del Ejecutivo informaron de la implementación de las plantas de agua que realiza el ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, y los proyectos sociales en los ámbitos de salud, educación, electrificación rural y actividades productivas.
También, se explicó la forma en que se garantizará la remediación ambiental con la creación de un fondo para este propósito, así como la titulación de tierras que se impulsará en las cuatro zonas citadas.
Como se recuerda, el 13 de marzo el Gobierno remitió al Congreso de la República el proyecto de Ley que crea el Fondo de Contingencia para la Remediación Ambiental de las cuentas del río Pastaza, Tigre, Corrientes y Marañón, que contará con un capital inicial de 50 millones de nuevos soles. La iniciativa contempla también el retorno de dichos recursos a favor del Estado a las empresas responsables de los daños. (GL)