• Presidente del Directorio del IIAP, Luis Campos Baca.
  • Los bajos ingresos del canon petrolero hacen como si no existiera.
  • «Este mes se recibirá 50 mil dólares de canon que no sirve ni para inyecciones de hormonas para gamitanas y paiche».FOTO Luis Campos Baca

La baja en picada de los recursos del canon petrolero estaba a punto de colapsar al Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana – IIAP, y los 40 proyectos que desarrollan en el 70% de la parte selvática del territorio nacional. «Para este año conseguimos presupuesto, pero buscamos para cinco años más que se aplique desde el 2017», manifestó el presidente del Directorio del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana – IIAP, Luis Campos Baca.
«Es que con la baja del canon petrolero nos quedaba dos cosas: dar término de contrato a los profesionales y a los jóvenes de Loreto que han hecho maestrías y tienen doctorados (al cerrar los laboratorios), y no más habría transferencia de tecnologías», dijo firme.
«Y los convenios que tenemos con los alcaldes, con las comunidades indígenas tanto del Marañón como del Ucayali, se iban a ir al tacho. Entonces no íbamos a continuar. Son las organizaciones de las comunidades las que se han movido con algunos de los congresistas, que se han preocupado y tuvimos una reunión con el Ministerio de Economía y Finanzas, y con el Ministerio de Energía y Minas, avalado por el Ministerio del Ambiente», recordó el presidente del IIAP
«Estos 8 millones de soles aprobados ha servido para darnos estabilidad tras la baja del canon petrolero, que es el presupuesto que necesitábamos. Todo lo han restituido con tesoro público de los fondos del Ministerio de Energía y Minas para mantener los proyectos y que el IIAP siga operando con la misma dinámica que estamos haciendo. Aunque estamos trabajando con mucha austeridad, para cumplir con todas las metas».
Explicó: «Entonces cuando vieron que esta situación iba a generar un caos, la institución emblemática en la Amazonía que está transfiriendo tecnología, ya no hay más instituciones que están en esos temas, con investigadores metidos en uno y otro sitio. Entonces el gobierno nacional decidió invertir del Ministerio de Energía y Minas que no tiene nada que ver con nosotros, decidió separar 8 millones de soles que tenían en reserva, destinarlo para que estos proyectos no se cierren. Así el IIAP mantiene todos los proyectos, todos los convenios, todo el financiamiento para este año solamente».
Señaló que para el próximo año se presenta una figura parecida, «entonces estamos moviendo los mecanismos para que no suframos y buscamos financiamiento para los próximos 5 años (2017 – 2021), ya sin pensar en el canon petrolero. Para nosotros ya no existe prácticamente, este mes se recibirá 50 mil dólares de canon que no sirve ni para inyecciones de hormonas para las gamitanas y el paiche, para repoblar los ríos que no alcanza».
Ante ese todavía oscuro panorama declaró: «Entonces nos queda buscar convenios con Francia, con Japón, que nos van a dar 2 millones de soles para piscigranjas en toda la zona de Chiriacu, va ser para tubos, canales, estanques, alimentos para los peces. Ya la gente de esa zona va a trabajar con mucha fuerza. Y así con los convenios que tenemos con cada gobierno regional y universidades».
Acotó que tienen 40 proyectos en toda la Amazonía Peruana de actividades de producción, de ordenamiento territorial, de transferencia de tecnología en acuicultura, laboratorios, investigación en toda la Amazonía. Desde la zona del VRAEM, San Martín, Ucayali, Madre de Dios, Amazonas, Huánuco, Loreto, donde tienen ciudadelas completas con equipos trabajando.
«Ahorita estamos en Chiriacu con un complejo que hemos construido, donde capacitamos a los nativos y estamos produciendo alevinos para repartirlos en las comunidades», señaló el investigador y presidente del IIAP.

SOLICIONAR PROBLEMA ALIMENTARIO DE ZONA CONTAMINADA
En otro orden de cosas, el IIAP evaluará los impactos en la flora, fauna, junto a OEFA y el Ministerio del Ambiente en la zona contaminada por el derrame del crudo de petróleo. Participará con tres expertos: un botánico, un especialista en aves y otro en peces. «Incluye el tema de agua, materiales pesados y una serie de factores», dijo.
«El otro tema es cómo el IIAP debe participar en la solución del problema alimentario, porque la contaminación ha generado que los peces no se puedan comer, además los peces han muerto. Como nosotros ya venimos trabajando hace 2 años en el Datem y en el Chiriacu, ya hemos repartido alevinos. La idea es que el IIAP reflote la planta artificial que tenemos en San Lorenzo, que sigamos llevando la semillas de peces a los acuicultores para que en 3 o 4 meses la gente tenga pescado limpio para comer. También vamos a repoblar lagos donde el petróleo no ha llegado. El tema de nosotros va a ser seguridad alimentaria», concluyó. (D.López)