• Otorgan Buena Pro a centro ubicado a menos de 50 metros de un grifo, que no reúne las condiciones de ley y que pone en riesgo la salud de los asegurados
  • Asegurados en riesgo de recibir pésimo servicio de hemodiálisis

Totalmente desprotegidos quedarían casi 80 pacientes del servicio de hemodiálisis que brinda Essalud a través de SERSALUD, al culminar el convenio y renovarse con la empresa Centro de Hemodiálisis Clínica Servicios Médicos Amazónico SAC que no reúne las condiciones o requisitos técnicos para brindar los servicios especializados de salud.
Es así que el pasado miércoles se llevó a cabo la licitación pública en la que participaron tres empresas, de las cuales solamente una reúne las especificaciones técnicas que requiere un establecimiento de esta complejidad.
SERSALUD cuenta con un área de casi mil metros cuadrados exclusivamente para dar servicio de hemodiálisis. Asimismo, ofrece moderno equipamiento que recibe mantenimiento por personal de Lima y un sistema de purificación de agua doble para asegurar y garantizar la salud de los pacientes.
Este servicio se brinda desde hace cinco años con la más alta calidad y ahora se deja de lado, para trasladar a los asegurados a un centro ubicado a menos de 50 metros de un grifo, en una zona insegura y con una avenida de acceso estrecha de dos carriles, uno de ida y otro de regreso, donde se satura por la carga y descarga diaria de madera.
Para la Dra. Luz Esther Vásquez Vásquez, gerente de SERSALUD, es preocupante cómo se ha dejado de lado a la mejor clínica de Iquitos y una de las mejores del Perú pese a ser calificada así por las diferentes supervisiones realizadas por el mismo ESSALUD de Lima y que ahora de manera arbitraria y sin ningún criterio, hemos sido excluidos del proceso de licitación, para firmar contrato con una empresa que no reúne las condiciones de ley. “Por ello, vamos a realizar todos los esfuerzos para que nuestros pacientes que necesitan este servicio especializado no se perjudiquen por las malas decisiones de las autoridades”, concluyó.