Tras la opinión en contra de la construcción de la carretera Yurimaguas- Balsapuerto-Moyobamba, por parte del presidente de CODEPISAM (Coordinadora de Desarrollo y Defensa de los Pueblos Indígenas de San Martín), Jaime Tapullima Pashanase, publicado ayer en nuestro medio, el presidente encargado de la Federación Regional Indígena Awajun del Alto Mayo (FERIAAM), Pancho Tanques Atchut, mostró su posición afirmando que existen otras comunidades que sí están de acuerdo con la construcción.

CODEPISAN agrupa a 14 comunidades nativas ubicadas en la parte norte del departamento de San Martín, entre ellas las comunidades nativas de Morroyacu, Kisut y otras ubicadas en el límite con nuestra región, Loreto.

“A diferencia de lo afirmado por Jaime Tapullima Pashanase, la FERIAAM, nosotros sí estamos a favor de la apertura de una carretera; sin embargo, dijo que este proyecto debe tener todos los estudios de impacto ambiental a fin que no se afecte la biodiversidad en grandes proporciones, pero sobre todo solicitó que las autoridades antes de pretender consolidar este proyecto, deben registrar el 100% de los territorios nativos a fin que los traficantes de tierras no ingresen a pretender apoderarse de sus terrenos que hoy, en una gran extensión, aún no se encuentran legalizados”.

Precisó “Estamos a favor de la carretera, pero las autoridades tienen que concientizar a los comuneros sobre las implicancias de esta obra y deben titular nuestros territorios para no permitir que traficantes ingresen”, señaló el dirigente nativo.

Sobre lo dicho por Jaime Tapullima Pashanase, refirió que tal vez él desconoce que en dicha zona ya existe una trocha que fue construida hace muchos años por los propios pobladores, la misma que es utilizada por los comuneros para trasladar sus productos, considerando que de hacerse realidad la nueva vía les traerá también desarrollo a sus comunidades. (MIPR)