– Los restantes no figuran dentro de ningún documento de gestión de la petrolera

derrame de petróleo

derrame de petróleo

Alarmante situación ambiental en la cuenca del Tigre. Zonas impactadas por derrames de petróleo y que nunca fueron declaradas por la empresa Pluspetrol Norte, instalaciones petroleras inoperativas que no cuentan con los debidos planes de cierre, ductos y tuberías en mal estado, cuerpos de agua con presencia de metales pesados y partículas totales de hidrocarburos por encima de los niveles permitidos, esto es lo que encontraron los organismos supervisores del Estado tras el monitoreo ambiental realizado en la cuenca del río Tigre.
Esta información fue entregada a la directiva de la Federación de Comunidades Nativas del Alto Tigre – Feconat, por los funcionarios de OEFA, ANA, OSINERGMIN y DIGESA, durante la reunión sostenida este miércoles en las instalaciones del Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana IIAP, en la ciudad de Iquitos.
En dicha reunión, los representantes de OEFA señalaron que de los 59 puntos en los que realizaron el monitoreo solo dos fueron declarados por la empresa Pluspetrol y corresponden a los sitios PAC, mientras que los 57 restantes no figuran dentro de ningún documento de gestión de la petrolera.
Agregaron que en 56 de estos lugares la contaminación supera los niveles máximos permisibles tanto para la presencia de metales pesados como para partículas totales de hidrocarburos (TPH). OEFA ha señalado que la información ha sido entregada a las instancias correspondientes para que determinen el inicio de procesos administrativos contra la empresa.
Tuberías dañadas…
Por su parte Osinergmin informó que en su visita a las zonas señaladas por la Feconat como lugares impactados se pudo comprobar que muchas tuberías, líneas de flujo y soportes expuestos sin ningún tipo de protección podrían facilitar su corrosión.
Comprobaron la existencia de al menos 10 pozos de producción inoperativos, los cuales no cuentan con los debidos planes de abandono. Según explicaron los funcionarios de este organismo supervisor a la luz de los resultados del monitoreo ambiental realizado en junio último se ha iniciado un proceso sancionador contra la empresa.
A su turno los representantes de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), indicaron que el monitoreo se realizó en 45 puntos, en 39 de los cuales se detectó la presencia de plomo en niveles que superan los estándares de calidad ambiental para agua. Lo mismo en uno de los puntos donde la presencia de cloruros supera los máximos permisibles.
En el caso de sedimentos se informó que en al menos cuatro de los puntos monitoreados los niveles de TPH superan los valores referenciales de intervención y otros 10 superan el valor óptimo de la guía holandesa. Entre sus recomendaciones indicaron que es necesario priorizar acciones de tratamiento y/o remediación en las zonas de San Jacinto, Shiviyacu, Forestal y Marsella, debido a que son las más afectadas.
En el caso de la calidad de agua para consumo humano, Digesa señaló que en casi todos los puntos de monitoreo el agua no es apta para el consumo humano debido a los altos niveles de concentración de los TPH, la presencia de metales pesados y de coliformes. (MIPR)