• Policía tuvo que hacer uso de la fuerza para retirar a los manifestantes del lugar

Aseguran que desde hace 3 semanas en estas calles se respira un olor insoportable y es que las principales avenidas del distrito de Belén e Iquitos están repletas de desperdicios en descomposición por la falta de camiones recolectores.
Cansados de esta situación, los pobladores del asentamiento Óscar Iván realizaron una protesta, nuevamente quemaron llantas y bloquearon las vías para impedir el tránsito, todo con tal de llamar la atención de las autoridades.
Por varias horas las vías quedaron cerradas y los vehículos de transporte público inmovilizados, la policía tuvo que intervenir para que el tránsito vuelva a restablecerse en el lugar.
Sin embargo, los manifestantes no quisieron salir de la avenida que minutos antes había sido tomada. A pesar que vieron llegar a los agentes de la DUES se rehusaron a salir. La policía tuvo que usar la fuerza para retirar a las personas que habían impedido el libre tránsito de vehículos por este sector.
“La verdad que molesta todo esto, en vez que algún funcionario venga a ver el problema de la basura, nos envían a la policía para reprimirnos. No podemos seguir viviendo entre la cochinada, los perros, las ratas, los gallinazos e incluso hasta personas indigentes vienen a regar los desperdicios por todo el lugar, haciendo que los olores a podrido sea insoportable. Vamos a seguir protestando y cerrando las calles si es que no hay una solución a todo esto”, dijo uno de los protestantes
Los vecinos pidieron al alcalde Richard Vásquez Salazar que dé soluciones inmediatas para esta crisis de salud pública que podría causar enfermedades infecciosas.

(C. Ampuero)