• “Dice que le pedí dinero para favorecerlo cuando él solo está como testigo”, indicó fiscal anticorrupción Shella Sandoval
  • “Él es testigo porque en su Notaría valoró cartas de compromiso que serían falsas”.

shella-sandoval

El que no la debe no la teme. Esa es la frase de la doctora Shella Sandoval, de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, que salió a dar la cara para denunciar que el notario Florentino Quispe, decano del Colegio de Notarios de Loreto, le interpuso una queja por inconducta funcional ante la Oficina de Control Interno del Ministerio Público, sin fundamento alguno, tan solo porque le solicita información como testigo de supuestas irregularidades cometidas por una empresa para adjudicarse una licitación pública de una obra del colegio Santo Cristo de Bagazán convocada por la municipalidad distrital de Belén.

“El lunes recién me corrieron traslado acerca de una exclusión de la investigación por el delito de colusión y falsificación de documentos de una obra licitada por la municipalidad de Belén, así como una queja por inconducta funcional ante la Oficina de Control Interno, en la cual Florentino Quispe manifiesta haberle pedido dinero para favorecerlo.

Yo no entiendo el contexto de su denuncia porque en la investigación está como testigo, o sea, carece de objeto que refiera que existe una denuncia contra él”, indicó la fiscal Shella Sandoval.

Florentino Quispe está como testigo porque en su Notaría la empresa ganadora de la buena pro valoró las cartas de compromiso de todos los profesionales que van a laborar y que fueron adjuntadas en su expediente técnico. Al parecer, estos habrían sido falsos.

“Están todos los documentales, pero dentro de eso se ha realizado la pericia dactiloscópica, es decir de la impresión de la huella digital se ha corroborado con la ficha Reniec, es decir del documento original. No se ha realizado la pericia grafotécnica, como dicen algunos medios de comunicación, con las copias. Eso es completamente falso y carece de todo sustento legal”, expresó la representante del Ministerio Público.

La denuncia de Florentino Quispe ya fue ingresada al Órgano de Control Interno y se supone que en estas horas le habrán corrido traslado a la fiscal Shella Sandoval para que realice su descargo.

“Definitivamente no tiene asidero legal el manifestar que supuestamente yo le habría pretendido pedir dinero porque todos los actos o conversaciones que yo haya podido mantener por Whatsapp o por teléfono con el notario, han sido realizadas en presencia de mi fiscal adjunto, así como de personal de mi despacho.

Incluso, en la conversación por Whatsapp en la que hace referencia y agrega como medio probatorio, ha sido hecha en presencia del procurador de la municipalidad de Belén, todos los miembros del comité, los asesores legales, mi fiscal adjunta Kelly Quispe, mi asistente Maximiliano Lachuma; es decir, no hay ningún tipo de insinuación como se pretende hacer ver.

Si él pretende separarme del caso, acá los llamados a seguir la investigación son los fiscales adjuntos del cuarto despacho.

Ahora existe precedentes de sentencia del Tribunal Constitucional que el hecho de que exista una denuncia no puede ser valedero para que sea merituable una exclusión de un fiscal”, manifestó Sandoval.

Algo lamentable, además, es que algunas personas, como dirigentes y periodistas, se prestan para publicar y denigrar en la redes sociales, a una profesional sin ninguna prueba de por medio.

“Es lamentable que a través de una red social sin ningún tipo de sustento legal quieran desvirtuar el tema, y hasta hagan referencias de que existen videos y audios. Sí hay, que salgan. Dentro de esta investigación al señor notario se les solicitó los videos de su Notaría y este martes me respondió diciendo que lo borra cada quince días, cuando el Ministerio Público le solicitó diez días después de que sucedieron los hechos, es decir, del 08 de setiembre cuando han sido suscritas las declaraciones juradas. Cuando él ya tenía conocimiento, por qué no extrajo esos videos.

Si el tema es netamente administrativo que pueden solucionarse internamente, pues adelante, y el Ministerio Público continúa con sus acciones. Estamos llanos a acatar todas las determinaciones que pueda dar el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE). Ya se les corrió traslado a ellos, incluso el alcalde de Belén verá qué acciones toma. Nosotros lo que hacemos es prevenir conductos que no pueden ser atribuibles y que se acrediten hecho que pueden ser merituables para una determinada investigación”. (Gonzalo López)

Foto: shella sandoval