• Llens Brunner Ruíz
  • “Tengo opinión técnica favorable de DIGESA para operar con el Relleno Sanitario “El Treinta”
  • Explicó que por eso ha apelado la sentencia judicial “es que el relleno y el botadero son dos áreas diferentes”FOTO Llens Brunner

Marchas y contramarchas. Argumentos que van y vienen desde las partes involucradas. Sin duda un difícil caso que tendrá que resolverse en las instancias de la administración de justicia de Loreto, para así dejar zanjado un tema técnico, medioambiental, jurídico, normativo, empresarial y político social. Este es el problema de la basura de Iquitos que ya lleva 7 años de vigencia.
Para el empresario Llens Brunner Ruíz, actual propietario del Relleno Sanitario “El Treinta”, el problema se reduce a un error de interpretación de los medios probatorios. “No se puede cerrar un área que no ha sido demandada. La demanda que se inició el 2007 contra la Municipalidad de Maynas fue por el botadero y no por el relleno que está a un kilómetro y medio más al fondo, y que cuando se inició no existía”.
Declaró que en eso se basa la apelación a la sentencia judicial, mediante Resolución N° 121, del Segundo Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia de Loreto, que resuelve: “Clausurar el botadero municipal ubicado en el km. 30.5 de la carretera Iquitos – Nauta”. También requiere a la Municipalidad Provincial de Maynas, “para que en el plazo de 30 días calendarios implemente un relleno sanitario conforme a lo ordenado en la parte resolutiva de la sentencia de vista (de fecha 22 de abril del 2008)
Brunner Ruíz, manifiesta que “no se ha distinguido las áreas. El botadero tiene 18.9 hectáreas y se ubicaba en la parte delantera. Ya está cerrada. Más al fondo a 1 kilómetro y medio tenemos otra área de 45 hectáreas donde está el relleno sanitario y cuenta con opinión técnica favorable de Digesa. Justamente para mostrarles cómo venimos trabajando invitamos a los alcaldes de Punchana, Belén y San Juan, para que constaten en el mismo lugar”. Al preguntársele porque no invitaron a la autoridad de Maynas, respondió que no era su objetivo.
La sentencia viene desde el 2008 y se entiende que las gestiones que pasaron por la comuna de Maynas, poco o nada se preocuparon por implementar un relleno sanitario, caso contrario no estaríamos con este grave problema y con un gran riesgo sanitario, de ser cierto que el Relleno “El Treinta” no cumple con las características para lo que fue creado. A decir de su propietario esto no sería así, sustentando que por ello cuenta con la opinión técnica favorable de Dirección General de Salud Ambiental, Digesa.
También muestra una Autorización de la comuna de Maynas de fecha 12 de agosto de 2009, en la cual se puede leer que autoriza “El funcionamiento de la infraestructura de transferencia, tratamiento y disposición final de residuos sólidos, en el terreno rústico ubicado a la altura del km. 30.5 de la carretera Iquitos – Nauta, denominado “El Treinta” en un área habilitada para uso industrial liviano de 45.95 hectáreas” (D.López)