• Expresó monseñor Miguel Olaortúa Laspra, a su retorno del encuentro con el Papa.  

Cabe recordar que Olaortúa Laspra, acompañó al Papa en todas las visitas que desarrolló en Perú, como fue Madre de Dios, Lima y Trujillo.
“Vivimos un periodo de gracia, el pueblo peruano se volcó para escuchar al Papa. Hemos vivido días de tregua en cuanto a los conflictos sociales, en todas las rivalidades políticas, las separaciones entre la Iglesia y el Estado, todos estuvimos unidos para sacar adelante la visita del Papa. Cuando los peruanos se unen dejan de lado las diferencias y buscan el bien común que beneficia a todo un país”, manifestó el obispo.
Agregó que el Papa vino a recordar que la Amazonía existe y como Amazonía, significa uno de los pulmones de la sociedad, junto con el Congo. “Ha sido un despertar, una toma de conciencia de cuáles son los problemas reales que viven muchos de nuestros hermanos indígenas de los distintos caseríos, afectados por derrames de petróleo, contaminación ambiental, explotación, falta de derechos.
El Papa ha insistido mucho en que no nos quedemos solo en la defensa del medio ambiente, que busquemos la defensa de la cultura, entendiendo como cultura la forma de vivir de las personas. Esto que por encima de cualquier interés económico, social, político, está la defensa de la dignidad de las personas y el medio en que vive. Que no sea una teoría, sino una práctica continua”, mencionó el monseñor, quien dio a conocer que más adelante se estará publicando un libro sobre la visita oficial del Papa, con las mejores fotografías captadas.