• Menores se encontraba a bordo de una canoaFoto bote 2

Dos hermanitos de 3 y 10 años de edad perdieron la vida trágicamente el mediodía de ayer tras ahogarse en las aguas del río Tapiche, en la provincia de Requena. Fuentes policiales informaron que estos pequeños se encontraban en el interior de una canoa cuando de pronto y de manera irresponsable fueron  embestidos por  un deslizador que pasó muy cerca  de ellos.
Los hermanitos Christian (10) y Juan P.T (03) habían llegado a casa tras asistir al colegio, luego se dirigieron hacia el puerto donde se encontraba la canoa y se embarcaron en ella  para bañarse y jugar un rato. Esta costumbre fue tomada de generación en generación y nada hacía presagiar lo que minutos después pasaría.
El conductor de la  embarcación fluvial «Rápido Mery» que hace la ruta Requena-Iquitos-Requena,  Julio Chisquipama Alarcón, dijo que no se percató de la canoa donde se encontraban los menores y que al parecer una falla mecánica del deslizador hizo que perdiera el control de la nave e impacte contra el bote.
Tras este accidente fluvial, la canoa se volteó y los menores cayeron al agua y se hundieron en el río, pero la pronta acción de los pasajeros que fueron testigos del lamentable accidente, hizo que uno de ellos se lanzara al agua y busque por varios minutos los restos de los hermanitos y tras varios intentos finalmente lograron sacar los cuerpecitos de los menores sin vida.
De inmediato fueron llevados al centro de salud de Requena donde los médicos solo certificaron la muerte de los pequeños. Hasta el lugar llegó David Pisco Jiménez, padre de los menores,  quien protagonizó junto a su esposa y demás familiares desgarradoras escenas de dolor. El padre de los niños exige justicia y que la muerte de estos menores no quede impune. Entre tanto, la policía de Requena intervino al conductor del rápido para que continúen las diligencias conforme a ley.  (C. Ampuero)