• Sus hijos convulsionan al ver cuerpos extraños

Asegura que no miente y que dice la verdad e incluso sus vecinos son testigos de los extraños ruidos y apariciones de supuestos espíritus que hay en su casa.
Desde el mes de octubre la señora Juana Pérez Fasabi (35) viene siendo testigo de la presencia de espíritus “malos” que rondan por toda su vivienda.
El hecho viene ocurriendo en la calle Vinatea Mz “M”, Lote 08, AH Sol Naciente del distrito de Belén.
Según refiere la progenitora, sus menores hijos, convulsionan cada vez que ven un supuesto fantasma. Cuando sus hijos van a entrar en un trance, se dirigen a su huerta y se pegan a un árbol de toronja y mango en donde se quedan inmóviles.
“De la nada escucho que caminan por toda mi casa, botan las ollas, veo a personas chiquitas, escucho que se quejan y mis hijos ven personas extrañas y empiezan a llorar. Los fantasmas empiezan a desatar el mosquitero de mi mamá, no es mentira lo que estoy diciendo. Mi hijita de dos años cuando ve esos malos espíritus, con su manito apunta a la sala o a la huerta, luego empieza a convulsionar, a gritar y sus ojos empiezan a ponerse blancos. Ya me fui donde varios curiosos y me dijeron que todo esto es un brujería; pero estos sinvergüenzas lo único que hacen es sacarme plata. La verdad temo por todo lo que me está pasando y mis vecinos son testigos de lo que está pasando en mi casa, ellos mismos ven personas extrañas en la vereda en horas de la madrugada y escuchan ruidos cuando no estoy allí”, sostuvo la señora Juana.
La desesperada mujer pide el apoyo de pastores evangélicos para que puedan liberar a su casa de malos espíritus con oración de liberación, porque ya no puede estar ni unos minutos más en el lugar.
(C. Ampuero)