Iniciamos un nuevo año con el optimismo de siempre, con la esperanza y con las ganas de hacer que el fruto de nuestros esfuerzos nos ayude a llegar a nuestras metas, cuyos beneficios se deben hacer extensivos a ustedes, nuestros queridos lectores. Sabemos que no podemos agradar a todos, pero deseamos llegar a la mayor cantidad posible de ciudadanos y hacer que esta forma de comunicación sea favorable para todos.

Así, en esta semana primerísima del año tenemos hoy la apertura del Año Judicial 2017 con la juramentación del nuevo presidente de la Corte Superior de Justicia de Loreto, doctor Manuel Humberto Guillermo Felipe. Desde ya ha expresado un compromiso en la lucha contra la corrupción y ha anunciado cambios para el mejor cumplimiento de la función. Estamos expectantes.

Es importante también señalar que el inicio de este año 2017 también se marca con el reinicio de las conversaciones entre el Estado y las federaciones indígenas de las cinco cuencas. Pastaza, Corrientes, Tigre, Marañón y Chambira. Este último anexado tras la huelga que terminó bloqueando el río Marañón, para que el gobierno central los tome en cuenta con seriedad.

En este punto queremos recordar que el actual gobierno central se ha mostrado interesado en que los conflictos sociales sean prevenidos, vale decir tratados a tiempo, antes que se presente el estallido social en los sectores que muestran problemas que se van agudizando, muchas veces por falta de comunicación efectiva, lo que deriva de un desinterés por buscar soluciones.

En el caso de las conversaciones que en una primera parte se trató de aspectos que tienen que ver con el sistema político tradicional y el sistema  indigenista, fue un diálogo de las políticas de Estado; a partir de hoy se tendrá que ir evaluando el avance de las mesas técnicas, desde las fechas en que se irán reuniendo en la localidad de Saramurillo, río Marañón y en los pueblos de las otras cuencas que designen.

En este inicio de año, como siempre, nos topamos con las acciones previas a la celebración de la ciudad de Iquitos, como el primer puerto fluvial del Atlántico, que nos permite recordar que los primeros habitantes (de lo que existe registro) es que acá estaban los indios “iquito” que hablaban una lengua de nombre similar, luego llegaron los mestizos de la costa, y posteriormente en la época del caucho, gentes de diversos países del mundo que dejaron descendencia.

Desde ese pluriculturalismo hemos ido dándole forma a nuestra identidad amazónica que está matizada con actividades foráneas que influyeron en nuestra vida y que contribuyeron en la apuesta por una construcción de la cultura amazónica. Y en ese camino seguimos con nuestras contradicciones y retracciones oportunas.