• Hecho ocurrió en el km 03 de la carretera Iquitos-Nauta

Los testigos que vieron el asalto poco o nada pudieron hacer para evitar el atraco. El último fin de semana tres sujetos que se trasladaban a bordo de tres motocicletas de alto cilindraje y quienes tenían todo el rostro cubierto con cascos de seguridad, asaltaron a una persona que iba en el interior de un auto de una empresa de transporte público interprovincial de color guinda a la ciudad de Nauta.

Los hechos ocurrieron cerca de las 6 de la tarde del sábado último en el km 03 de la carretera Iquitos-Nauta, cuando los sujetos, de quienes se dice habrían sido ciudadanos colombianos, interceptaron el auto, uno de ellos adelantó al vehículo y con pistola en mano le indicó al chofer que se estacione cerca del AH 18 de Agosto.

Una vez detenido el vehículo, los otros dos sujetos que también tenían armas de fuego, le obligaron al chofer que entrara unos metros al asentamiento humano, momento en que otro de los delincuentes abrió la puerta del auto y apuntó a uno de los pasajeros exigiéndole que le entregue el dinero que tenía en su poder.

Los “Marcas” se llevaron más de 20 mil soles que la víctima, quien no quiso identificarse, habría retirado de una entidad financiera de la zona sur de la ciudad.

“No podíamos hacer nada, a esa hora no había ni un carro de la policía haciendo su estacionamiento táctico, tampoco nos respondían la llamada que hacíamos al 105 y tampoco podíamos ayudar a los pasajeros porque los asaltantes tenían pistolas. El señor asustado nos dijo que él se percató que desde el grifo Amparito había visto a los tres motociclistas, pero nunca se imaginó que era a él a quien seguían. El señor dijo que se embarcó del paradero de la calle Aguirre para tomar el auto e irse a Nauta, estaba tan nervioso que dijo que no quería poner ninguna denuncia porque igual no iba a recuperar su dinero”, contó un testigo.
Los “marcas” tras perpetrar el asalto se dieron a la fuga con dirección desconocida, pero segundos antes dispararon a las llantas del auto para que no ser perseguidos. Al parecer, este caso ya tendría conocimiento personal de la policía nacional, quienes ya iniciaron las investigaciones.
(C. Ampuero)