-¡Que sinvergüenza! Y con una menor de edad.

-Sucedió en las inmediaciones de la calle Dos de Mayo. Vecinos denunciaron el hecho.

El último domingo cerca de las 9 de la noche en la cuarta cuadra de la calle Dos de mayo, en pleno centro de la ciudad, agentes de la unidad de radio patrulla de la Policía Nacional intervinieron la camioneta de doble cabina con placa de rodaje UH-3724, de propiedad de la Cruz Roja Peruana, con sede en Iquitos.

En el interior se encontraba Carlos Saldaña Reátegui de 18 años, en compañía de la menor de iniciales Z.L.V de 15 años, manteniendo relaciones sexuales y realizando el delito contra el pudor, sin tener vergüenza del caso y a vista y paciencia de los pocos transeúntes que a esa hora pasaban por el lugar.

Según la policía, fueron los vecinos quienes dieron parte a la unidad del 105, luego de percatarse que la camioneta se había estacionado a un lado de la vía, debido a la poca presencia de personas, para que Saldaña Reátegui de rienda suelta a sus más bajas pasiones  con la menor de 15 años.

“A las 9 de la noche hay poca gente por aquí, pero fue raro ver que una ambulancia se estacione por esta zona, teniendo en cuenta que no había ninguna emergencia y ningún vecino estaba enfermo, el carro estaba ahí más de media hora y cuando salí me di cuenta que se movía de un lado a otro, por eso llame a la policía”, dijo una vecina, testigo del hecho.

Al momento de la intervención la policía encontró al chofer de la cruz roja en una actitud sospechosa y comprometedora ya que tenía el pantalón  a la altura de la rodilla y desarreglado y no supo explicar porque se encontraba en esa situación.

El sujeto fue conducido hasta la comisaria Iquitos debido a que se encontraba en compañía de la adolescente y por haber estado realizando actos obscenos en la vía pública, el caso fue tomado por el representante del Ministerio público quien realizó las diligencias del caso, mientras la menor quedo en calidad de custodia y fue puesta a disposición de la fiscalía de familia.  (C. Ampuero)