• Menor fue llevada a Pucallpa por su padre hace tres años 

 

La madre y la abuela materna de la niña A.A.G.F., viene librando una dura batalla legal para lograr que la menor vuelva al seno familiar, pues el año 2014 fue sustraída por su progenitor Jaime Gonzales Navarro de la vivienda ubicada en la calle Libertad 724 y quien en complicidad con otras personas la llevó hasta la ciudad de Pucallpa, a pesar que existe una resolución judicial del 14  de julio del 2014 que ordena que la menor debe estar en custodia de su progenitora Herlinda Flores Rengifo.

Sobre este caso, la madre de la menor en compañía de la abuela materna muestra su preocupación, pues el pasado viernes 17, en horas de la tarde, se realizó una audiencia en el Juzgado Unipersonal que despacha el magistrado Romero Uriol, y luego de la audiencia la progenitora se pronunció.

“Son tres años que llevamos en este proceso y no podemos lograr justicia, pues nosotros hemos interpuesto una demanda al señor Jaime Gonzáles Navarro por el delito de secuestro; sin embargo, el juez pretende mandar este caso para que sea resuelto en el Juzgado de Familia, eso consideramos que no es justo.

El juez al parecer estaría parcializado a favor del imputado porque no considera el delito de secuestro, a pesar que le hemos hecho notar que mi menor hija ha sido sustraída y llevada a Pucallpa; además, nosotros no conocemos su situación ni cómo se encuentra, pues el progenitor viaja constantemente y se aleja de la menor por más de 45 días.

Lo que nosotros exigimos es justicia y eso al parecer no quiere dar el juez, pues ya adelantó el fallo y dijo que va a dar lectura total el 22 de marzo a las nueve de la mañana y, además, entendemos que está pidiendo absolución para el imputado, y lo que a nosotros nos preocupa es que diga que el delito de secuestro no es un tipo penal, sino de familia.

Consideramos injusto la actuación del juez debido a que no está tomando en cuenta nuestra petición, al parecer solo se basa en lo que el imputado pretende y eso nos parece que sería una parcialización.

Vamos a concurrir a otras instituciones para lograr justicia, pues no se puede  aceptar que mi menor hija esté en Pucallpa y no conozcamos cuál es su situación, pues existe una denuncia por secuestro que el juez no quiere tomar en cuenta; además, ya han pasado tres años y aún no se resuelve, es por eso que esperamos justicia.

Mi hija se encuentra sin garantías para su crecimiento y desarrollo, más aún no sabemos con quién vive, pues el padre viaja y se ausenta de Pucallpa por motivos de trabajo y eso no está considerando el juez”, manifestó casi entre sollozos la mamá. (Gonzalo López)