No hay tiempo que perder, todos estamos en la obligación de prepararnos para que nuestro fútbol tenga buen año. El arbitraje siempre ha sido un problema en el control de los partidos, consientes del compromiso que asumirán dentro de un mes. En Iquitos también quieren llegar a la línea de partida en las mejores condiciones para que se note la transparencia  en un trabajo que debe ser honesto, leal con su institución y con ellos mismos.

El trabajo de los árbitros también preocupa a la FIFA. Hay ensayos que ya se han normado para que la tecnología intervenga, saliéndose un poquito de las 17 reglas que dependen de la International Board (Órgano Técnico de la FIFA), las mismas que sólo, hasta el momento,  han recibido enmiendas o modificaciones (caso de los seis -6- pasos del arquero, la posición adelantada por citar  dos), el del uniforme de los señores que sólo vestían de negro, la facultad de hacer relucir las tarjetas rojas y amarillas que antes no existían. La FIFA luego de analizar las llamadas jugadas polémicas, ordena colocar al costado derecho de los arcos dos (02) árbitros, para apoyar las direcciones arbitrales, sobre todo cuando el balón traspasa la línea de gol o no. Ya se están empleando en la liga inglesa  y en la Champions League.

Los partidos de fútbol,  además  difíciles de administrar  por un central y sus auxiliares, merecen el mayor respeto y es allí donde radica  la responsabilidad de la Asociación y de los que están evaluados, para ser centrales, de estar físicamente bien preparados, para correr en el campo durante 90’ minutos (si no corren los hacen correr al final), interpretar lo mejor posible las reglas de juego, la colaboración estrella con sus auxiliares y no llevar los problemas personales al campo del honor. En una palabra estar preparados  y capacitados para este trabajo. Los mediocres, los incapaces y faltos de personalidad, deben dar un paso al costado porque no tienen jerarquía para dirigir un encuentro.

La Asociación ya está trabajando y eso agrada, mediante ciclos de enseñanza y clases de actualización, amén de los entrenamientos en el Max Augustin con un profesor de Educación Física (PF) y las charlas nocturnas con un exigente repaso total de las reglas de juego.

Todos esperamos que este trabajo, de preparación, sea lo más eficiente.

HACIENDO  DEPORTE………. TAMBIÉN  SE  HACE  PATRIA.