• Y así el Ministerio de Salud no atiende las demandas de presupuesto para la región

 

El gobernador de la región, Fernando Meléndez, el último miércoles dio a conocer que el Ministerio de Salud le negó la contratación de profesionales expertos que pueda estar en el “Centro Hemolador Regional de Loreto – Banco de Sangre Tipo II”.

Esta es una perla más del accionar que tiene la ministra de Salud, Patricia García, con nuestra región; si le agregamos a lo que informáramos ayer en cuanto a que a través de una resolución da por finalizada las alertas verde y amarilla de la enfermedad del zika como si acá hubieran disminuido las casos.

Pero acá no acaba la cosa, hay problemas y muy serios en los factores prenatales que han condicionado también a las muertes de recién nacidos, algo que las madres y las familias tampoco tienen responsabilidad en cuanto el Estado, entiéndase MINSA, no se ha preocupado en que tengan controles oportunos.

La problemática no es solamente el por qué murieron en el hospital. Es más complejo. Se debe evaluar desde los factores incluso pre concepcionales. ¿Qué ha hecho el Estado para que las madres tengan una buena gestación? ¿Existe buena accesibilidad geográfica a los establecimientos de salud? ¿Cuenta con  suficientes profesionales de la salud la región Loreto para garantizar una buena gestación a las madres? La respuesta es no.

Para tener en cuenta, según un cuadro estadístico de la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Salud, la región Loreto ocupa el último lugar en densidad de Recursos Humanos en salud por quinto año consecutivo, del 2011 al 2015.

Los números arrojan que en Loreto hay cinco médicos, 7 enfermeros y 4 obstetras por cada 10 mil habitantes.

Con esto, nos damos cuenta que es el Estado a través del MINSA el que ha abandonado y sigue abandonando a las madres y en general a los loretanos, al no atender las demandas de presupuesto para garantizar una adecuada atención de salud en nuestra grande región. (Gonzalo López)