• Mujer no tiene a dónde ir 

Fue el peor error de su vida. Eulalia Noa Pinedo (53) el próximo lunes tendrá que abandonar su casa que le costó sacrificio construir por más de 20 años, luego que una orden judicial así lo estipulara. La madre de familia, había dejado en garantía su inmueble luego que su yerno hiciera un préstamo de 5 mil soles a la persona de Óscar Reynaldo Mavila Ríos hace nueve años.
Eulalia dijo que confió en el marido de su hija y en su ignorancia firmó un papel en blanco que no sabía que era un documento de compra y venta de su predio.
“Mi yerno me dijo que quería hacer un préstamo, pero le pedían algo de garantía, así que yo le hice el favor. Con la plata inició el negocio de una panadería, pero le fue mal, luego cayó enfermo y no pudo pagar el dinero al usurero. Así que los intereses se habían acumulado, él nunca me dijo nada, ahora me viene esta notificación que tengo que salir de mi casa porque ya ha sido vendida a una tercera persona. A mí me costó mucho sacrificio levantar mi vivienda, aquí están mis hijos, mi mamá que está mal y no sé a dónde ir. Yo no voy a salir de mi vivienda a si vengan con mil policías. El señor Óscar nunca dijo nada de ese papel que firmé, yo soy ignorante y me agarraron de la nada, sé que hay un orden de desalojo para el lunes, pero yo no voy a salir”, dijo Eulalia.
La casa de la señora queda ubicada en la calle Benito Tuesta N° 282, a espaldas de la municipalidad distrital de San Juan Bautista y la mujer está dispuesta a no salir a pesar que hay una orden judicial de desalojo.
(C. Ampuero)