– Víctima estuvo junto a su perro que también fue herido por arma de fuegoFoto muerto

Le confundió con un sajino y le mató. El menor de las iniciales T.A.G (10) perdió la vida instantáneamente luego que una persona que se desempeña como personal de vigilancia de la granja “Guzmán”  que se encuentra ubicada a tres horas vía fluvial del distrito de Vargas Guerra-Orellana, frente al caserío Sarayaquillio, disparó con su escopeta al menor que se encontraba junto  a su padre y a su perro que también sufrió el impacto de perdigones, al confundirlo con una animal del monte.
Según fuentes policiales, Purificación Curinuqui (40) el autor de los disparos, contó a la policía que no era su intención matar a nadie, y que fue un momento de confusión porque minutos antes se había acercado por la granja que cuidaba un tigrillo, hasta en más de tres oportunidades por eso, al notar que algo se movía en medio de la espesura del monte, disparó a discreción y alcanzó al muchacho y al can. Entre tanto el padre del niño fallecido manifestó que ellos estaban regresando de su chacra cuando sucedió la tragedia, “estábamos regresando mi hijo y yo junto a nuestro perro de montear, tuvimos que cortar camino para que lleguemos lo más rápido a mi casa debido a que ya estaba oscureciendo, fue ahí que me percato a cierta distancia de un humo blanco que venía de una granja y un fuerte sonido, viendo que se trataba de un disparo empujé a mi hijo para que caiga al suelo, pero varios perdigones le alcanzaron provocándole la muerte, la misma suerte corrió mi perro quien también fue herido con el arma de fuego; al notar a mi Tony en un charco de sangre traté de reanimarlo, pero ya no me contestaba, le grité de su nombre y no respondía, mi pequeño murió en mis brazos por culpa de este sujeto que debe pagar lo que le hizo a mi hijito”, dijo entre lágrimas el progenitor. Tras conocer el hecho, efectivos de la comisaría rural de este distrito  llegaron hasta el caserío donde sucedieron los hechos y trasladaron hasta la localidad de Contamana al guardián para las diligencias conforme a ley. (C. Ampuero)