-Víctimas son en su mayoría señoritas que regresan de alguna reunión social o de la universidad en horas de la tarde o en la noche.

-Vecinos exigen más presencia policial por la zona.

“De la noche a la mañana esta urbanización se ha vuelto tierra de nadie, la semana que pasó una señorita que regresaba en horas de la tarde fue víctima en la puerta de su propia casa de arrancamiento de su cartera y celular por unos fumones que vienen a drogarse en este monte que esta detrás del GOREL, los ladrones no respetan la casa y a plena luz del día violentan tu puerta con patas de cabras y se llevan lo que está a su alcance ¿Dónde está la seguridad ciudadana?, ¿Dónde está la policía que no hace nada al respecto?, todo esto ya nos está cansando y no podemos seguir viviendo de esta manera”, sostuvo una vecina de la zona.

El domingo último, Lisca Faride Torres Tello (18) fue víctima de robo por unos ladrones que se encontraban con signos de haber ingerido estupefacientes por la urbanización Río Mar y que habían salido de una zona descampada que se encuentra cubierta de hierba mala y malezas.

Milagros Gonzales, amiga de la víctima, dijo que su amiga regresaba de hacer unos trabajos cuando de pronto dos sujetos se le acercaron silenciosamente y le arrebataron su cartera cuando estaba justo por ingresar a su domicilio, “ella regresaba de hacer un trabajo en la casa de su amiga en horas de la tarde, su enamorado ya le había dejado afuera de su casa, cuando de la nada aparecieron estos desgraciados que sin importarle absolutamente nada le robaron todos sus documentos, equipo celular y dinero en efectivo para luego darse a la fuga por rumbo desconocido”, sostuvo.

Vecinos de esta urbanización se mostraron preocupados y mortificados a la vez por la inacción de las autoridades para que den seguridad a los ciudadanos de esta parte del distrito de Belén, “parece que no tenemos autoridad, no tenemos policías, no tenemos serenazgo, no tenemos nada, yo vivo tres meses por este lugar y hace poco también fui víctima de robo en mi domicilio a plena luz del día, palanquearon la puerta de mi casa y como dándome el bautizo de ser nueva, se llevaron todo lo que había en mi sala, televisor, DVD, adornos de sala, etc., no había nadie en mi casa porque yo trabajo hasta las tres de la tarde, esto es el colmo, la delincuencia nos está ganado y las autoridades no hacen nada para frenas esta situación”, dijo otra vecina, víctima de robo.

Los moradores de la urbanización Río Mar dijeron que se van a organizar y que tomarán la justicia con sus propias manos para que se hagan respetar y que de una vez esas personas de mal vivir que pululan por el lugar abandonen la zona. (C. Ampuero)