El anuncio hecho por el presidente del Gobierno Regional de Loreto, de la pronta culminación de las obras de la carretera Contamana – Aguas Calientes, ha sido tomado con complacencia por la población contamanina y por quienes saben de la importancia de esta vía que unirá la ciudad con este atractivo destino donde el visitante encuentra un agradable paisaje natural.

No hay que olvidar que Contamana está situada en lo que son las últimas estribaciones de la cordillera azul, donde hay actividad volcánica en reposo y es por eso que Aguas Calientes tiene esta denominación por sus aguas termales sulfurosas, beneficiosas para la salud.

Ahí también está la bulliciosa colpa de los guacamayos, aves multicolores de gran vistosidad que son una atracción para los turistas, que,  estamos seguros, acudirán en busca de un día de relax.

Pero no solo es turismo, sino también producción, ya que a lo largo del camino, diferentes sembríos aportarán las cosechas de sus productos al mercado loretano.

Indudablemente, la carretera dará comodidad y rapidez al transporte, que antes era de riesgo y de dificultades, especialmente en la época de lluvias.

Entre otros anuncios hechos por la primera autoridad regional están las obras de recuperación y operatividad  del aeródromo y el muelle, dos puntos de extrema importancia en la vida de Contamana. Estos, una vez puestos en actividad, van a poner al servicio del comercio y al turismo, mejores condiciones para realizar sus actividades.

Era hora que la querida y loretanísima Contamana reciba la atención debida de parte de su gobierno regional, dotándola de importantes obras para su desarrollo.