Siempre que juega la “U” con un conjunto de provincia, la cátedra capitalina le extiende el cheque de favoritismo porque suponen que los cremas  tienen jugadores de nivel (dos craks en cada puesto),  están mejor preparados física y técnicamente con la experiencia que brindan  los partidos internacionales y por jugar con su afición en su casa. Esta vez va a tener al frente  a un CNI totalmente distinto al que enfrentó  en el Max Augustin, donde no tenía una estructura básica, que viene dando satisfacciones a la afición loretana desde que comenzó la segunda rueda del torneo profesional.

CNI saltará al campo con mucho optimismo, los jugadores se tienen fe, de expresarse en esa vitrina del fútbol peruano, con todos los argumentos y recursos que poseen para hacerle daño, desde el comienzo del partido. Cuando expreso estos conceptos, de CNI, lo hago con base porque se sustentan  en cosas que estamos viendo  sobre todo frente a Melgar de Arequipa,  es decir con un cuarteto defensivo  que ya muestra solvencia y jerarquía, apoyados por un arquero como Dituro, que cada día se ubica mejor debajo de los tres tubos, el despliegue de sus dos laterales (Rebaza – Pabón), el buen trabajo que hacen en el control del medio campo (marca – anticipación y cerrar los espacios) de Portilla y Castillo, la labor incansable y de cohesión  (poniendo inteligencia) de los tres gatitos (Barrena- Guevara y Ramúa) y la forma como está encarando el ataque Almirón. CNI es ahora un conjunto de cuidado.

Juan Reynoso tiene los videos y seguramente enviará al campo a su mejor estructura: Raúl Fernández en el arco, Carmona- Galván, Galliquio y Rabanal en la defensa, Reiner Torres Johan Vásquez, Rodolfo Espinoza (o el ex CNI “manzanita” Hernández) y Juan Barros y arriba el juvenil Ruidíaz con Víctor Piríz (ex Tijuana de México), en banca tiene a Renzo Revoredo, Luis Llontop,  “cachito” Ramírez, Mario Soto, Carlos Orejuela, Piero Alva, Labharte, Adrián Zela, etc. Buen recambio que no tiene CNI.

CNI debe viajar el viernes en horas de la tarde, a la capital donde está haciendo mucho frio y hay que cuidarse. Su preparación físico – técnica y mediante las charlas técnicas para la parte anímica ha sido bien orientada, llevando la ilusión  de hacer un buen partido y con un poco de suerte  seguir sumando…la afición acá comenzó a creer.

HACIENDO  DEPORTE… TAMBIÉN  SE  HACE  PATRIA.