• Desde las 00 horas de hoy.
  • Sobre la plataforma de siete puntos piden urgentemente una decisión política clara.
  • “El problema en la Amazonía no es un simple conflicto social, es una tragedia”.

Los pueblos indígenas de las cinco cuencas que se encuentran dentro del circuito petrolero de los Lotes 192 y 8 y del Oleoducto Nor Peruano, iniciaron hoy un paro preventivo de 72 horas que se ha extendido con piquetes a los ríos Huallaga, Marañón, Corrientes, Ucayali y Amazonas.
Se recuerda en una comunicación de las organizaciones de las cinco cuencas, que “después de las acciones de defensa en el 2016 que llevaron a un debate político intercultural en Saramuro-Saramurillo, río Marañón, región Loreto, tras demoras en el cumplimiento del acta firmado”, el diálogo se devaluó.
“Los acuerdos firmados en Saramuro-Sarmurillo constan de una plataforma de siete puntos para la seguridad integral de la actividad petrolera y con miras al periodo post petróleo”, por lo que piden urgentemente una decisión política clara.
Los incumplimientos del Estado, señalan los ha llevado a iniciar nuevas acciones de defensa, junto a otros gremios de la ciudadanía, por lo que se declaró un paro de 72 horas.
“La población loretana en general ya debe despertar y todos deben exigir que la actividad petrolera, si quiere ser viable en el ecosistema amazónico, debe contar con altos estándares de seguridad integral y respeto a los derechos de las personas y del medio ambiente. Los impactos afectan a todos”.
Recuerdan que “desde la firma del Acta de Saramurillo, los pueblos indígenas pusieron mucha energía en sostener reuniones con el Estado, y eso durante más de un año en diferentes lugares tanto en Iquitos y en Lima. Sin embargo, sobre la mayoría de los siete puntos de la Plataforma no se ha avanzado”.
Precisan que los puntos son: 1. Estudio independiente del oleoducto, 2. Ley del monitoreo ambiental, 3. Remediación integral del Lote 8 y 192, 4. Revisión de las obligaciones de la empresa en el Lote 8.
Además el punto 5. Compensación por 40 años de actividad petrolera (plan de vida indígena y proyectos, 6. Comisión de la verdad, y el punto 7. No a la criminalización a la protesta.
“Por último, invocan medidas urgentes para asegurar agua apta por consumo humano, ya que en todas las cuencas afectadas que se declararon Emergencias Sanitarias en los últimos años, aun se sigue tomando agua altamente contaminado”.
TRANSPARENCIA SOBRE COMISIÓN MULTISECTORIAL
Sustentan que: “Si bien es cierto se trabajó en el marco de una Comisión Multisectorial y que como resultado se dio inicio a un Plan de Inversión Especial, se debe comunicar con transparencia y claridad al respecto:
La mayoría de los proyectos propuestos no cuentan con presupuestos asignados, ni plazos para la ejecución. No se respeta la mirada indígena. Se propone elaborar planes de vida postpetróleo en todas las cuencas.
El problema en la Amazonía no es un simple conflicto social, es una tragedia. Se trata de un caos de magnitud generado por más de 4 décadas de actividad petrolera irresponsable, por ello se debe resolver los problemas causados, no por los pueblos, sino por los que se han beneficiado de esta actividad”.
(Diana López M.)