-Familias de la zona baja de Belén producen hortalizas

No todo es violencia y desorden en el sector 12 de la Zona baja de Belén. A pesar de sus dificultades, allí se viene ejecutando el proyecto de desarrollo denominado Huertos Flotantes. Iniciativa financiada por la “Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo” (AACID) a través de la ONG española “Bosque y Comunidad” y ejecutado por la asociación cultural “La Restinga”.

El proyecto comenzó como un plan piloto y poco a poco ha ido consolidándose, ya que desde sus inicios trabajaban, principalmente, en la formación y capacitación de los pobladores en temas de trabajo como: la agricultura urbana, educación medio ambiental y nutrición.

Por un lado, los temas de nutrición están dirigidos a las madres de familia del sector, para capacitarlas en el concepto de racionalización de alimentos en el plato de comida y, así, poder luchar contra la desnutrición.

Por otro lado, la educación ambiental es trabajada directamente con los niños a través de los colegios de la comunidad. Es allí donde se está promoviendo la creación de un parque inundable, el cual se piensa lograr la reforestación de árboles y arbustos inundables como es el caso del camú-camú. Experiencia que va a ser única en nuestra región.

En el área de agricultura se continúa trabajando el proyecto de Huertos Flotantes, que tiene como fin lograr que los comuneros de la zona se puedan beneficiar cultivando productos agrícolas como, por ejemplo, los rabanitos. Productos que puedan ser utilizados para su alimentación o ser vendidos en el mercado.

Por último, han sumado esfuerzos practicantes de la carrera de Agricultura y Gestión Ambiental de la UNAP, quienes realizan sus prácticas en una realidad social que no es ajena a nuestra sociedad, así como voluntarios extranjeros que están inmersos en trabajos de investigación con el fin de tener un buen diagnóstico de las principales carencias que presenta la comunidad. (GARM)