blackjackEl Blackjack es un juego de cartas en el que se tiene que conseguir 21 puntos mediante los valores que poseen cada una de ellas. En este sentido, el as posee el valor de 11 o de 1 (según convenga), las figuras suman 10 y las cartas numéricas mantienen su valor. En el caso de que con dos cartas se alcance la cifra de 21 puntos, se gana automáticamente, sino, hay que pedir cartas para aproximarse lo máximo posible o conseguir la cifra redonda. Este juego tiene, como todos, una base de probabilidad, pero también es importante la habilidad y la disciplina. Si eres uno de los que disfrutan con este juego estás de enhorabuena porque puedes aprender y entrenar a contar cartas para jugar a Blackjack.

El conteo de cartas es, ni más ni menos, que técnicas que permiten a los jugadores saber cuándo el juego está a su favor. La teoría básica es saber que las cartas de mayor valor (es decir, dieces, figuras y ases) favorecen más al jugador que al crupier y, por tanto, con las cartas de menor valor, ocurre lo contrario. Las cartas comprendidas entre el siete y el nueve se consideran como neutrales.

Sabiendo esto, pasamos a enumerar algunos de los sistemas de conteo más populares, empezando por el primero del que se tiene constancia, el sistema Ten Count. Este sistema se puede emplear, siempre y cuando, sólo se cuente con una baraja. La base es que la situación será favorable para el jugador cuantas más cartas con valor 10 queden aún en la baraja y cuanto mayor sea la suma total de las cartas que ya han sido repartidas.

Otro de los sistemas empleados es el que recibe el nombre de onteo as/cinco. Se basa en añadir el número 1 por cada carta que se vea con valor de 5. En el caso de que salga un as, se restará ese 1. Después, se hacen las cuentas y, si el resultado es igual a dos o superior, se recomienda apostar.

El sistema K-O también está recomendado para aquellos que se inicien en este juego. En esta ocasión los valores que se asignan a las cartas son los siguientes. En el caso de los 10, ases, reinas y jotas, el valor -1. Y para las cartas numéricas del 2 al 7, el valor +1. Quedan con valor de cero los 8 y 9. Por lo general, se recomienda apostar cuando el recuento da +2.

Aunque hay muchos más cerramos este recuento con otro sistema de uso general: el Red Seven, apuntando desde ya que, aunque no es ilegal a los casinos no les suele agradar que sus clientes utilicen estos sistemas por lo que conviene no ser muy descarado para hacerse con el botín.

En el Red Seven a las cartas consideradas altas (las de mayor valor) se les asigna el valor de -1 y, las de menor valor (de 2 a 6) el valor +1. Los 8 y 9, de nuevo, tienen valor de cero. En el caso de los 7, el color sí que es importante (de ahí el nombre) Cuando es un 7 rojo el valor es +1, si el color es negro, el valor es neutral. Teóricamente, cuanto mayor sea el conteo mejor, más se favorece a los jugadores.

Autor artículo / Fuente de la imagen

Ana Prado / Pixabay