• Decana del Colegio de Arquitectos de Loreto, arquitecta Gabriela Vildósola.
  • El Plan de Desarrollo Urbano en la metrópoli necesita una actualización.
  • El puente Nanay va hacia el Mazán e Indiana ¿qué va pasar al frente?

Se ha empezado a hacer realidad un sueño luego de la ceremonia de inicio de la construcción del Puente Nanay presidido por el mandatario de la Nación en compañía de ministros de Estado y altos funcionarios de gobierno, así como el gobernador regional de Loreto, y es el momento también de pensar en el ordenamiento que va a necesitar el otro lado del río por donde se proyectaría la ciudad.
En tal sentido, nos pareció oportuno recordar las reflexiones en torno a este tema desde el punto de vista urbano por parte de la decana del Colegio de Arquitectos de Loreto, Arq. Gabriela Vildósola Ampuero, en una reunión realizada en la Maloca de la Municipalidad Provincial de Maynas, hace varias semanas atrás.
“Lo que falta es seguir planificando el territorio. Lo que hay entre otros avances es el puerto fluvial de Iquitos y el parque industrial Sinchicuy con un tratamiento especial de tipo zona franca, también está la carretera Iquitos- Bellavista-Mazán que también está planificada”, dijo en ese entonces.
Sin embargo, pese a existir ese documento, opinó: “El Plan de Desarrollo Urbano en la metrópoli necesita una actualización. Necesita que se incorpore los nuevos conceptos que están establecidos en el Decreto Supremo N° 022 y necesita también actualizarse en función a las nuevas dinámicas”, dijo la decana de los arquitectos de Loreto.
“Hoy habrá ya un puente real y eso implicará un impacto en esta ciudad (Iquitos), entonces necesitamos adelantarnos a esos impactos, no es difícil no poder prever con una planificación adecuada, cuál será el destino de esta carretera Iquitos-Bellavista-Mazán o de la carretera a El Estrecho.
Muestras tenemos varias aquí en la ciudad como la carretera Iquitos-Nauta que no tiene una planificación, simplemente hay un gran sector que ya es una villa urbana que ha sido invadida, la carretera a Santo Tomás (de la zona sur), la carretera a Santa Clara también con invasiones.
Esto genera más pobreza y genera más problemas porque ahora hay que atender a una mayor población con servicios básicos, con equipamiento por el simple hecho de no haber planificado ciudad, aun cuando ya hay un plan de desarrollo urbano y de manera general está la zonificación de uso de suelo de esos espacios”.
En el caso del otro lado que sigue al puente Nanay hacia Mazán e Indiana, cuestionó, “qué va pasar al frente, cómo vamos a impedir que se ocupen territorios que no son apropiados para la urbanización, cómo vamos a generar que estos lugares sientan el beneficio en equipamiento. Va ser una oportunidad de crecimiento para evitar que se sigan apostando en las orillas de los ríos en las zonas de alto riesgo o alrededor de Iquitos”.
Acotó que “la municipalidad provincial (Maynas) probablemente tenga alguna responsabilidad de no haber insistido en el cumplimiento de este plan y la distrital (Punchana) de no haber, a partir de este plan, generado sus planes distritales que le ayude a gestionar su territorio.
La planificación en realidad es tarea de todos, aquí no hay ni iluminados, sino tenemos que concertar. La planificación es un sistema con el gobierno regional y los gobiernos locales (provincial y distritales). Necesitamos una planificación seria”. (Diana LM.)