Ayer en la mañana representantes de OPIPP, municipalidad de Maynas, Sedaloreto, Defensoría del Pueblo, supervisora y representante de la contratista que viene arreglando 17 de las 48 calles a intervenir en Iquitos, llegaron hasta la cuadra cinco de la calle Loreto para constatar el pésimo estado de las gambotas, las redes de agua y conexiones domiciliarias.
Sobre el objetivo de la visita habló el director ejecutivo de OPIPP Jesús Alvitres. “Estamos acá a pedido de la empresa contratista, quien también invitó a Defensoría del Pueblo para inspeccionar las calles paralizadas y así verificar in situ cuáles son las responsabilidades de cada entidad…
¿Y cuáles son?
-El mal estado de las gambotas que tienen una estructura de ladrillo y que deben ser cambiadas, también las tuberías de agua que están completamente oxidadas y deben ser cambiadas, en esos dos elementos OPIPP no tiene nada que ver. Pero sí en las conexiones domiciliarias que han sido afectadas por el contratista y otras que necesitan de reparación.
Se viene estimando un presupuesto de 100 mil soles para ello. No es que OPIPP no quiera asumir, lo que pasa es que hay que seguir una cuestión de orden, no se va a gastar antes que entre la maquinaria pesada y dañe todo, sino después que esté construido el nuevo canal de concreto. Tenemos que identificar punto por punto para así saber qué es lo que tiene que hacer cada uno”, declaró el director de OPIPP.