-De todas maneras pasó a consulta de bases

-Piden sesión del Consejo de Ministros en Iquitos

En estos días vienen consultando a las bases del Frente Patriótico de Loreto -FPL, el acuerdo asumido por el Comando Unitario de Lucha en la última reunión. Ahora vienen consultando a las bases provinciales de la organización si están de acuerdo con la nueva medida de protesta.

El secretario de prensa del FPL, César Coral, informó que el acuerdo del comando ha señalado a los días 3 y 4 de julio como propuesta del paro de 48 horas, aunque se habla ya de un acuerdo, pero previa consulta como se indicó.

Coral precisó que la consulta a las bases implica revisar la plataforma de lucha donde piden la presencia del Consejo de Ministros en la ciudad de Iquitos para abordar temas como el energético, la conexión vial y las acciones contra la corrupción generalizada.

El viernes, el comando de lucha tiene previsto sostener una próxima reunión para implementar la medida de 48 horas y recibir la respuesta de las bases consultadas, de acuerdo al programa de acciones revelado.

Una de las observaciones a la plataforma de lucha del FPL fue que falta consolidar las presunciones de corrupción en los distintos estamentos de gobierno, incluyendo gobiernos locales con situaciones administrativas complicadas que pasan desapercibidas, pero ameritan atención.

Otra delicada situación que se afrontó en la última medida de protesta del FPL fue la infiltración de personas en su mayoría jóvenes que sin criterio frente a este tipo de actos agredieron a periodistas y ciudadanos que por cumplimiento del deber o por situaciones ajenas a su voluntad tenían que circular por la ciudad.

También causó momentos muy tensos la exigencia de cupos a motocarristas y conductores de motos para que puedan pasar por obstáculos que impedían el tránsito. Lo preocupante fue que no se limitaban a solicitar el cupo, sino que amenazaban atentar contra las pertenencias y la integridad física de las personas, como si fuera un asalto. Ello se graficó en un adulto que terminó con la cara cortada. Hechos así no deben repetirse. (DL)