• Asesor de las cinco cuencas, José Fachín Ruiz, sobre lo ocurrido el 2017 y el pase al 2018.
  • “Mientras lo más urgente en la agenda es el tema del agua para no seguir tomando agua envenenada”.
  • “Hay proyectos muy fuertes en el Marañón y próximamente en el Tigre, Andoas y en Cuninico”.

En relación al 2016, el 2017 ha sido un año menos tenso en cuanto a protestas desde las federaciones de las cinco cuencas, pese a que los proyectos no se realizan con la celeridad que ellos esperaban, aunque se han dado pasos importantes en la elaboración de un plan donde participan los líderes y lideresas indígenas, los municipios, el Gore Loreto y el Estado a través de la Presidencia del Consejo de Ministros y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.
Consultado sobre este complejo tema en relación a los acuerdos de Saramuro-Saramurillo, el asesor indígena de las cinco cuencas que agrupa a 18 federaciones, José Fachín Ruiz, informó: “Se ha avanzado una agenda respecto a la compensación a los pueblos indígenas y ahí se ha formado una comisión multisectorial. Y el 2017 se ha avanzado con una inversión aproximada de 250 millones que todavía no está en ejecución y se encuentra en implementación.
También se ha acordado con todas las cuencas trabajando con la comisión, un plan 2018 al 2021 en aproximado de mil millones con la propuesta del Estado que es 600 millones, más la propuesta de los sectores y los pueblos que supera los 400 millones, lo que hace una sumatoria de más de mil millones.
Se va a seguir trabajando este mes para ver la implementación y se va a formar una comisión ad doc que se va a dedicar a trabajar este tema. En este tema podemos decir que hay un avance del 30 al 40%, lo que va a ir avanzando en este mes.
Lo cierto es que hay proyectos muy fuertes en el Marañón y próximamente en el Tigre, Andoas, y posiblemente estos días debe salir lo de Cuninico y demás comunidades sobre su agua y desagüe, pero eso es una de las agendas porque el tema es complejo de 40 años de no atención, en simultáneo no se puede hacer nada”.

URGE AGUA POTABLE PARA LOS PUEBLOS AFECTADOS
“Lo más urgente para las poblaciones es el agua, no podemos estar discutiendo las demás agendas como el estudio internacional y el cambio del Oleoducto Nor Peruano, la comisión de la verdad y las otras agendas muy grandes, cuando nuestra gente está tomando agua envenenada.
Avanzamos el tema del agua y seguimos trabajando las agendas. Estamos ya en 2018 y el día de mañana (hoy) estamos enviando un oficio a la PCM, a la ministra y al viceministro de Gestión Territorial, para que en el transcurso de esta quincena se dé la reunión en la localidad de Saramurillo o en otro lugar.
Se tiene que dar porque las federaciones ya están nuevamente discutiendo en las asambleas y los puntos sustanciales como son el estudio del Oleoducto Nor Peruano y la Comisión de la Verdad es un tema muy álgido y nada se ha avanzado, y ha quedado en pendiente estas agendas. Nuevamente se va a retomar porque son agendas muy principales.
El tema del Oleoducto Peruano está muy crítico, ya tenemos un informe favorable de la Comisión de Derrame del Congreso, donde saca de toda responsabilidad a los pueblos indígenas, más allá de los comentarios de Petroperú o de terceros, donde pretendía vincular a nosotros, de que estábamos rompiendo el tubo para lavar su imagen respecto a la corrupción que se venía dando por el incumplimiento de la propia empresa”.

COMISIÓN DE LA VERDAD POR 40 AÑOS DE ABUSOS
“El otro asunto principal es la Comisión de la Verdad, para investigar todas las violaciones sistemáticas a lo largo de 40 años que se venía haciendo en esta parte de nuestro país”.

PLUSPETROL Y REMEDIACIÓN EFECTIVA EN LOTE 8
“También el tema de Pluspetrol que está próxima a vencer su contrato en el Lote 8, que es hasta el 2025. Esta empresa tiene agendas como el que están retomando los pueblos que es que al vencimiento de su contrato ya tiene que haber una remediación efectiva, no es que después van a hacerlo-
Dice la Ley que tiene que haber un plan de abandono con por lo menos 5 años de anticipación, pero otra cosa es que lo cumplan.
Otro tema es la participación de los beneficios directos de los pueblos por lo que está reportando de ganancias esta actividad al fisco y a la empresa. Otro asunto son las compensaciones por indemnización por daños, por impactos que hasta ahorita se hacen de la vista gorda. Otro punto más es la servidumbre petrolera que no se está haciendo casi nada en el Lote 8 que estamos retomando con fuerza en estos momentos. Esto tiene que discutirse con el Estado y la empresa”.
(Diana López M.)